El interviniente Petroni

41EeNZgoQlL._SX331_BO1,204,203,200_El secretario judicial Frank Wells es el protagonista de la novela El interviniente Petroni (2019), del autor Francisco del Pozo.

Wells es secretario judicial. Antes ha sido profesor de universidad, criminólogo, autor de numerosas publicaciones y padre del sistema informático Themis. Está divorciado de Caroline y no puede dejar de pensar en su hija Christine, que murió atropellada. No le queda mucho para cumplir los 50 años. Tiene bolsas oscuras bajos los ojos, últimamente ha ganado peso y le afloran las primeras canas. En el primer cajón de su escritorio guarda una botella de ginebra, que es como su tabla de salvación. Desde la muerte de su hija no para de beber. Conduce un viejo BMW blanco 635 CSI. Porta una Smith&Wesson para cuando llegue el día de su venganza. Todos los jueves acude a una timba.

Otros personajes:

Vicenzo Petroni, un matón, violento desde su niñez, torturaba animales. Nacido en Secondigliano, un barrio marginal de Nápoles. Es menudo y tiene malas pulgas. Fue marinero, hasta que sufrió un accidente laboral en un buque salmonero. Ahora cobra una pensión y ha tenido algún trabajo en negro, como vigilante de seguridad en obras y otros tipos de construcción. No para de beber alcohol, muchas veces a costa de un “amigo”, Barry “El Tullido”.

Joseph Voight, funcionario a las órdenes de Wells. Fue su mejor alumno. Está separado. Tiene dos niñas.

Salvatore y John Brancaglia, matones. Hermanos e hijos de un reconocido mafioso.

Miguel Blades “el Cuchillas” es un sanguinario sicario.descarga

Andrew Walter-Ronish es el nuevo juez. Una alianza de oro circunda su anular derecho. Viste un impecable traje de color azul oscuro, una corbata de Canali, unos zapatos de cuero negro y un abrigo de corte clásico.

Isabel Montagne es fiscal. Segada es magistrada. Molina es inspectora de Servicios Internos.

Y Cathy Holland, Amy, Andrew Miller, Evans o Mr. Black Yack …

Comentario:

Me ha gustado El interviniente Petroni. Es una novela negra, pero quiere ser como una película escrita en papel. En un principio parece la venganza de un funcionario contra un matón que atropelló a su hija y la mató. Pero es más, mucho más. Aparecen otras historias del pasado, narcotraficantes, asesinos, muelles y sus días brumosos. Su personaje protagonista tiene mucha presencia en toda la narración. Todavía le queda algo de atractivo, pero está en caída libre y sin frenos. De fondo aparece la música de Led Zeppelin, Elvis, Dylan, Cash, Pink Floyd… y la corrupción a todos los niveles. Lectura recomendable para seguidores de novela y cine negros en general.

El autor:

Francisco del Pozo (Sevilla, 1973) es juez de carrera y preparador de opositores. Además de esta novela que hoy reseñamos El interviniente Petroni, es autor del ensayo Mientras opositas (Las cosas que te pasan) y Al ritmo el dinero.

En IG @francisco_del_pozo_