Giuseppe Lojacono

91MpC5hsvCL._SL1500_El inspector de policía Giuseppe Lojacono es el protagonista de las novelas El método del cocodrilo (2012) y Los bastardos de Pizzofalcone (2019), del autor napolitano Maurizio de Giovanni.

Lojacono ha sido trasladado de Sicilia a Nápoles. Presta sus servicios en la comisaría de San Gaetano, de momento en la oficina de denuncias. Tiene algo más de cuarenta años y está separado de Sonia. Tiene una hija de 15 años, Marinella. Es oriundo de Montallegro, provincia de Agrigento. De rasgos casi orientales, ojos achinados y negros, algunos compañeros le llaman “el chino”, con pómulos altos, labios regulares y carnosos. Mechones rebeldes de cabello ondulado. Tiene un sueldo de aproximadamente 1.800 €. Juega a la escoba en el ordenador. Se pide un plato de rigatoniHa visto varias veces “Con faldas y a lo loco“. Le trasladan a la comisaría Pizzofalcone, que tiene muy mala fama después de haber despedido a varios de sus agentes por corrupción.

Otros personajes:

Laura Piras es una joven y atractiva magistrada de 32 años. De rasgos afilados y grandes ojos negros, con acento sardo. Es de Cagliari. Viste un traje chaqueta impecable.

9788416195442Luciano Giuffrè es superintendente, compañero de habitáculo de Lojacono. Mide 1,65 y lleva gafas. Es gordito y casi calvo. No se mata por trabajar.

Di Vicenzo es el jefe de la comisaría, gris, poco activo. Algunos le conocen como el “viejo carca”.

Savarese es otro inspector, un cincuentón corpulento y de carácter ceñudo.

Letizia regenta un restaurante donde Lojacono va todas las noches a cenar. Tiene fama de servir una excelente boloñesa. Es alta y exuberante y a todos les parece que tiene un culo extraordinario.

En la comisaría de Pizzofalcone:

Gigi Palma es el nuevo comisario, que trata de reflotar una jefatura con muy mala fama. Tiene unos cuarenta años, aspecto desaliñado, camisa arremangada y barba de dos días. Se divorció hace tres años.

Ottavia Calabrese es vicesuperintendente. Tiene algo más de 40 años. Es sobria, de aspecto cansado, cabello recogido en la nuca. Su voz es cálida y grave, firme y bien modulada. Es una genio de la informática. Está casada con Gaetano y tienen un hijo autista, Riccardo. El padre de Ottavia murió de un infarto.

Giorgio Pisanelli es subcomisario, de 61 años. Es calvo y con la voz ronca. Sabe que tiene cáncer de próstata. Escucha a Mozart y habla con su mujer, que se suicidó hace muchos años.

Alessandra di Nardo es agente auxiliar. Tiene 28 años, es delgada y viste ropa pulcra y neutra. Le gustan mucho las armas. Su padre, que era militar, le enseñó a manejarlas. Es una excelente tiradora, porta una Beretta 92Sb modificada.

Marco Aragona es un joven agente. Es bajito, peinado al estilo Elvis, con dos largas patillas. Piel anaranjada de lámpara bronceadora. Lleva gafas de aviador de cristales azulados. Su aspecto es ridículo. Tiene prejuicios hacia los migrantes. Le gusta mucho conducir a toda velocidad.unnamed

Francesco Romano “Hulk” es asistente jefe. Corpulento, de aspecto siniestro. Lleva el pelo muy corto, el cuello largo y la expresión ceñuda. La mano derecha, siempre en el bolsillo.

Lucio Marchitelli es médico forense.

Comentario:

Me han gustado mucho las dos novelas publicadas en nuestro país del autor italiano Maurizio de Giovanni con el inspector Giuseppe Lojacono como protagonista. Clásicas novelas policiacas con asesinatos y sus correspondientes investigaciones. Muy bien ambientadas en Nápoles y excelentes personajes secundarios, sobre todo en la segunda novela, la que transcurre en la jefatura de Pizzofalcone. Todos ellos están comandados por Lojacono, un policía que no parece nada del otro mundo, pero que se rebela como un auténtico sabueso. Se lleva mal con su jefe y tiene problemas en su matrimonio. Dos novelas y dos investigaciones bien narradas y desarrolladas, con desenlaces muy logrados. La del “Cocodrilo” es una auténtica y fría venganza; y la de Pizzofalcone narra un crimen en el que nada es lo que parece con un final inesperado. Muy recomendables para amantes del género policiaco.

El autor:

Maurizio de Giovanni (Nápoles, 31 de marzo 1958) estuvo la mayor parte de su vida trabajando en el sector de la banca. Con 50 años empezó a escribir novelas y ha publicado cinco. Las tres primeras, con el comisario Ricciardi de protagonista, tuvieron un gran éxito.

Un comentario en “Giuseppe Lojacono

Los comentarios están cerrados.