Nadie te oirá gritar

91hPX2wcVLLLa inspectora de policía Kim Stone es la protagonista de la novela Nadie te oirá gritar (2015), de la autora británica Angela Marsons.

Kim es inspectora del Departamento de Policía de West Midlands, en la comisaría de Halesowen. Tiene 34 años. Conduce una Kawasaki Ninja y un Golf GTI de diez años cuando hay hielo en la carretera. Viste pantalones negros, camiseta blanca y botas oscuras planas de charol. Tiene fama de ser una persona fría, socialmente inepta y carente de emociones. El garaje es su espacio favorito de la casa. Compra una hamburguesa de pollo en un McDonal’s, que le sabe como una cuña de cartón entre dos tableros de aglomerado. En su iPod escucha “El verano” de Vivaldi, le gusta su parte final,  La tormentaRecuerda mucho a Mikey, su hermano.

Otros personajes:

Keats es patólogo. Un tipo diminuto, calvo, con bigote y barba terminada en punta.

Tom Wharton, inspector de carrera, solo piensa en escalar.

Stacey Wood es agente, medio inglesa y medio nigeriana por parte de su familia. Ha llevado extensiones, pero ahora lleva su espeso cabello negro casi al ras. Su piel suave es de color caramelo.

Bryant es sargento. Mide 1,80. En la taza de café que tiene en la oficina pone “El mejor taxista del mundo”, un regalo de su hija de 19 años. Le gustan los caramelos de menta y eucalipto.

Kevin Dawson, otro sargento. No es el más espabilado.unknown1

Woody Woodward es inspector jefe. De cincuenta y tantos años, fornido, calvo, de piel color marrón. Viste pantalón negro y camisa blanca perfectamente planchados. Tiene a la vista en su despacho una foto con Tony Blair.

Comentario:

Me ha gustado Nadie te oirá gritar. Estamos ante una clásica novela negra, policiaca o, como se denomina hoy día, thriller de misterio. En el prólogo, cuatro jóvenes están cavando una tumba, van a enterrar un pequeño cuerpo. Entre ellos nace un secreto que juran mantener durante toda su vida. Varios años después, algo pasa y uno de esos jóvenes aparece asesinada. Alguno no se fía de los demás. La inspectora Stone se hace cargo de la investigación, parece fría, es muy terca y tenaz, un poco borde con los que la rodean y parece carente de emociones, pero no es totalmente así. Novela de lectura fácil, con capítulos cortos que te permiten algún descanso en la trama. Es una narración dura y triste, con recuerdos de orfanatos, internados para jóvenes, con maltrato y desobediencia, abusos y desapariciones. Recomendable.

La autora:

Angela Marsons (Bierley Hill, Reino Unido) de joven fue guardia de seguridad en el Centro Comercial Merry Hill. Al principio, varias editoriales rechazaron sus novelas, hasta que llegó a un acuerdo con la editorial digital Bookouture. La saga de la detective Stone ha tenido gran éxito, tiene un contrato firmado para dieciséis entregas. Esta novela que hoy reseñamos, Nadie te oirá gritar (Silent Scream), es la primera de la serie.