El dios de nuestro siglo

dios-nuestro-tiempoLa detective Daniella Mendes es la protagonista de la novela El dios de nuestro siglo (2017), del escritor madrileño Lorenzo Luengo.

Daniella tiene 33 años, es detective de Homicidios. Reconoce que se hizo policía por patriotismo; por cuidar de los míos; por un sentimiento de gratitud y justicia hacia los chicos de azul, los que perdieron la vida al intentar rescatar de las torres a los miles de infortunados que terminaron pereciendo en ellas; por eso de “proteger y servir” que ponía en el lateral del coche patrulla. Es pelirroja. Está embarazada de tres meses. Estudiaba Literatura Creativa y después del 11-S decidió a pasarse a Criminología.

Nuestra poli tiene los ojos grandes, los pómulos altos y el mentón decidido. Su padre es un abogado de prestigio. Su ex marido, Keith, murió hace unos meses. Era alcohólico en rehabilitación. Daniella acude a sesiones con la doctora Werneck, que es psiquiatra. Ultimamente duerme muy mal. Está leyendo un cómic “Las crónicas de Crom Cruach“. Conduce un Cavalier.

Otros personajes:

Michael Cesana es capitán, jefe directo de Daniella Mendes. Coover es un agente, sobrino del fiscal Ross.056

Eriksson Roy, otro agente, con el número de placa 0322. Lubbock un poli que conduce un Chevy.

Patrick However es de Delitos Informáticos. Tiene 34 años y lleva el pelo recogido en una coleta. Le falta un ojo. Tiene una hermana, Eunice.

Lenderkipg es agente de Perk, Arizona. Mide 1,90, de voz cavernosa. Come chocolatinas.

Ki DeMuller es periodista, conocida como “la rubia de las nueve”. Republicana.

Jinnovchi es profesor de astronomía. De 47 años. “La senda mórfica” es uno de sus libros de cabecera.

Comentario:

Me ha gustado mucho El dios de nuestro siglo, con capítulos de novela negra, muy negra, y algunos muy duros y fuertes, soberbios. Por ejemplo, el diálogo que mantiene la detective protagonista con la madre de una de las niñas desaparecidas. Daniella tiende a analizarlo todo y a todos. En medio de la peor ola de calor del siglo, tiene que investigar la desaparición de tres niños, de tres familias diferentes, en una misma noche. Por el camino se encuentra con la ciencia y el Universo que continuamente la transforma. La locura, las obsesiones y el mal que acechan en el interior del ser humano. Y los peligros de las redes sociales, la sexualización de los menores en esta sociedad espectáculo, la religión que no ayuda, la hipocresía que nos rodea, el mal amoral. Recomiendo vivamente esta novela, aunque reconozco que para mí no ha sido fácil de leer, pero cuando te engancha no la puedes dejar.

Lorenzo Luengo nace en Madrid en 1974. Ha escrito varias novelas y obtenido diversos premios. En 2008 publica Diarios de Lord Byron; El quinto peregrino (2009) novela corta con la que obtiene el Premio Juan March Cencillo; también en este año Amerika  por la que recibe el XIV Premio Ateneo Joven de Sevilla; y Abaddon, publicada bajo el título La cuestión Dante (2013) que obtuvo el XLV Premio Ateneo de Sevilla. En el año 2014 sale a la venta El satanismo contado a los niños.


Anuncios

Restos mortales

9788432232213Quien destruye la naturaleza se destruye a sí mismo

El commisario Brunetti es el protagonista de la novela Restos mortales (2017), de la escritora de Nueva Jersey, USA, afincada desde 1971 en Venecia, Italia, Donna Leon.

Es la vigésimo sexta entrega de la saga Leon & Brunetti, que comenzó con Muerte en la Fenice, allá por el año 1992.

Guido recuerda las pasadas vacaciones en Londres, Dublin y Edimburgo con muy mal tiempo. Sin embargo, en su querida Venecia hace un calor insoportable. Nuestro comisario decide pasar unos días en soledad, en una casa familiar en la isla de Sant’Erasmo, en la laguna veneciana. Cita a Petrarca. Empieza a leer “Historia natural” de Plinio y le están esperando Herodoto, Suetonio y Eurípides. Su mujer, Paola, prepara una insalate di mare y pato asado con salsa de naranja. Brunetti a veces exclama “Maria Vergine”.

Como en las anteriores entregas acompañan a nuestro sabueso:

La comisaria napolitana Claudia Griffoni, alta y rubia.

La signorina Elettra, que viste un traje de lino blanco.1b599-donna-leon

El vicequestore Patta, siempre bronceado y con el pelo engominado.

Ettore Rizardi, forense y Foa, el conductor de lancha de la policía.

El joven agente Pucetti y el ispettore Vianello.

Y en esta ocasión aparece Dantone, capitán de la Capitaneria di Porto.

Me ha gustado esta tranquila novela Restos mortales. Una novela de casi 350 páginas, en la que no pasa absolutamente nada en las primeras 150. Después aparece un cadáver y el comisario Brunetti, que está pasando unos días de descanso y retiro en soledad, no le queda más remedio que empezar a investigar. A un amigo reciente se le están muriendo montones de abejas. Un grave accidente que ocurrió en el pasado, en una empresa que trataba residuos tóxicos. Una explosión y varios quemados y mutilados. En esta ocasión, la autora Donna Leon pone a su comisario protagonista a investigar un suceso que puede poner en peligro el equilibrio natural del ecosistema de la laguna veneziana, en particular, y el medio ambiente, en general. Por cierto, los últimos capítulos son emocionantes a medida que Brunetti se va acercando a la verdad de lo que ocurrió y a lo ruines y miserables que podemos llegar a ser los seres humanos.

Conoce las novelas de Brunetti en http://www.donnaleon.es

No soy un monstruo

monstruoLa periodista Inés Grau y la inspectora de policía Ana Arén son las principales protagonistas de la novela No soy un monstruo (2017), de la periodista y escritora Carme Chaparro.

Inés es periodista de sucesos en canal Once Tv. Ha escrito un libro Un bosque espeso, que ha sido un auténtico best seller, aunque desde entonces no ha vuelto a estar inspirada. Dice al representante de su editorial que ella es mujer de un solo libro. Inés utiliza un MacBook. Suele decir muchos tacos. Se disfraza para pasar desapercibida en una reunión de terapia compartida. Tiene un hijo, Pablo, de cuatro años. El padre es Willy, periodista que vive y trabaja en Estados Unidos.

Ana es inspectora jefe al mando del grupo de menores del Servicio de Atención a la Familia, el SAF, de Madrid. Algunos la llaman “Matrícula de Honor” por las buenísimas notas que sacaba siempre en la academia de policía de Ávila. Sus compañeros de promoción la llamaban “la Nancy” por el peinado que llevaba entonces. Su padre también era policía. Le gusta pensar con libertad, conduciendo de noche. De alguna manera su cabeza desconecta de su cuerpo y consigue enlazar ideas que parecen absurdas. Escucha a Silvia Pérez Cruz “Hymne à l’amour” .

Otros personajes:

Javier Nori es subinspector. Su primer destino fue la comisaría de la zona II de Barcelona, en los alrededores de las Ramblas. Allí, algunos compañeros le llamaban “Azontón”, porque era el azote de los ladrones de motos del distrito de Ciutat Vella. Sale todos los días a correr una hora , dice que para sudar la mierda diaria que se le pega a la piel durante su trabajo. Se bebe un tinto de “L´Ermita“.descarga

Jesús Silvelo es inspector jefe. Lleva una carrera fulgurante en el Cuerpo Nacional de Policía. Está al frente del grupo de secuestros y extorsiones de la Comisaría General de la Policía Judicial de Madrid. En la comisaría encarga unas pizzas.

Luis Arcos es un poli veterano. José Barriga es un agente recién incorporado. Dice de Ana Arén que tiene un culo de escándalo. Luis Bermúdez es comisario. David Ruipérez, otro comisario, éste de la vieja guardia.

Yon es forense. Tiene su muro de Facebook lleno de fotografías de gatitos. Laura es la viuda de Genaro. Facilita pastillas, como Orfidal,  a quien pasa malos momentos. Está viendo Breaking Bad. Joan es un hacker que ayuda a la policía.

Sonia Calero, Charo Dominguez, Patricia, Ramón, Ricardo Vera …

Me ha gustado No soy un monstruo. Es verdad que cogí la novela con prejuicios, para comprobar si su publicación solo se debía a que su autora era una famosa presentadora de televisión. No obstante, en las primeras páginas ya empezó a engancharme. Es cierto que es la primera novela de Carme Chaparro y que tiene un amplio margen para mejorar, pero me ha resultado una lectura atrayente, incluso absorbente en algunos momentos. Buenos personajes y expectación hasta el capítulo final por saber quién es el culpable del secuestro de niños en un centro comercial. De fácil y ágil lectura, recomendable para pasar un buen o un mal rato, según se mire.

Carme Chaparro (1973, Salamanca). Estudió Periodismo en la Universidad de Barcelona. Desde hace veinte años está al frente de las principales ediciones informativas del grupo Mediaset, en Informativos Telecinco y Noticias Cuatro. Ha compaginado su trabajo en televisión con colaboraciones para la revistas Yo Dona, GQ Mujer hoy.


Trilogía del Surf

descargaChico Aguerre, Marcos Zuloaga y Lope Urrutia son tres surferos en diferentes zonas del planeta y los principales protagonistas de la Trilogía del surf (2017), del autor bilbaíno Willy Uribe.

La primera novela de esta trilogía se titula Más allá de Al Ganzug. En ella se narra la llegada a Al Ganzug, una playa rocosa y deshabitada situada en la costa de Mauritania, del surfista Chico Aguerre, de San Clemente, en California. Corre el año 1971, cerca de esta zona está el Sáhara Occidental, aún bajo dominio español.

Aguerre llega conduciendo un potente furgón acondicionado para viajar por el desierto y parece vislumbrar a lo lejos un vehículo, quizás un todoterreno militar. Tiene 22 años y su padre le mandó a España para alejarlo de la guerra del Vietnam. Ha vivido sin carencias de ninguna clase, su familia posee tierras e industrias en Los Ángeles. Su abuelo era de Ortuella. Aguerre recuerda la gran ola de Mundaka. Le gusta Merle Haggard.

En esta narración, además de Chico Aguerre, aparece el subteniente Camello, del tercio legionario Alejandro Farnesio. En la barbilla, semioculto por una barba escasa y desvencijada, asoma el tatuaje de una media luna. De mediana estatura, con su barriga dura, una voz de cemento que acojona incluso a sus superiores, botas lustrosas y ducha cada diez días. Ha violado a varios soldados.

Y Marquina, un vasco de 20 años, Ocaña, Nolo …

***

La segunda novela, Doce poemas de amor en Zicatela, transcurre en Zicatela, una pequeña población famosa por su playa de grandes olas, visitada por surfistas de todo el mundo. Esta ubicada al oriente de Puerto Escondido, en el estado mexicano de Oaxaca.  Allí tiene una pequeña tienda Marcos Zuloaga, un buscavidas bilbaíno de 38 años. Es un gran aficionado a la poesía, le gusta Yerma, de Lorca. Fuma pitillos dulces de marca Faros y sobre todo canutos, desde antes de desayunar hasta la hora de irse a dormir. Estuvo ocho meses en una cárcel de Cádiz. Recuerda a su amante noruega, Katrine.willy-uribe-770x539

Aparecen también dos jóvenes australianas, Michelle y Fiona. Michelle es una mujer muy bella, su piel es a la vista suave y fresca como la seda y al tacto provoca una sensación inefable. Es de Adelaida. Por su parte, Fiona vive en Cairns, en Queensland, en la Gran Barrera, de impresionantes aguas limpias. Tiene unas nalgas enormes y unas piernas tan gruesas que casi no había transición de los muslos a las espinillas, las rodillas no existen.

Y Nogales, un inspector de policía marginal, Carlos Fuentes, camarero entre otras cosas, muy guapo y seductor, Fina, John Ree …

***

Y por último Nanga, que es la historia de un vasco, Lope Urrutia Ortiz de Arévalo. Donde vive, una isla cercana a Indonesia, se hace llamar “Tim” y después “Max”. Tim lleva una existencia pacífica hasta que un día su anonimato y su vida se ven amenazados al aparecer una foto suya en un periódico local. Se ofrece dinero por localizarle y empieza a sentirse perseguido, parece que no puede escapar de su pasado, aunque se vaya muy lejos de él. A Lope Urrutia les gusta bañarse durante con el crepúsculo.

Otros personajes:

Isidro Zarra es un periodista con el carácter de un mastín muy peligroso.

Roger y su mujer Theresa, un matrimonio con problemas, están muy cerca de Tim.

Metha Raigami es un pescador de 70 años y 15 hijos. Con arrugas y gorro moro de fieltro desgastado por el sol. Siempre con un cigarro en los labios.

Lanah es una puta que se lleva muy bien con Tim. Tiene 23 años y dos hijos. Recuerda a su abuela que fue violada por los japoneses durante la Segunda Guerra Mundial y repudiada en la aldea donde vivía.

Mister Yanohiwa es un viejo proxeneta malayo. Su cuarto está lleno de pósteres de Marilyn, Kennedy, Rambo y Bugs Bunny. Las banderas de Indonesia y de Estados Unidos cuelgan del techo.

Me ha gustado esta Trilogía del sur, compuesta por tres trepidantes nouvelles negras con el surf como telón de fondo. Me parece que están muy bien ambientadas y que tienen unos excelentes personajes. Novelas cortas pero intensas, junto al mar, la playa o los acantilados. Te mantienen en tensión hasta su desenlace. Lectura recomendable, no solo para los amantes del surf, para los amantes del noir con un toque particular en esta ocasión.

Willy Uribe (Bilbao, 1965). Es escritor, reportero, fotógrafo y editor. Ha trabajado como fotógrafo aéreo e industrial. En 1990 edita la revista Marejada Surf junto a Salvador Artaza. Viaja por todo el mundo compaginando profesionalmente sus pasiones, la fotografía, la escritura y el surf, como reportero independiente para revistas especializadas. En el año 2006 publica su primera novela, Nanga, también incluida en esta Trilogía del surf. En el 2008 sale Sé que mi padre decía, que ganó el Premio Silverio Cañada de la XXII Semana Negra de Gijón. Y después han ido apareciendo, Cuadrante las Planas, Los que hemos amado, Revancha …

Ángeles en llamas

9788417041427_L38_04_xLa comisaria de policía Dove Carnahan es la protagonista de la novela Ángeles en llamas (2016), de la autora estadounidense Tawni O’Dell.

Dove tiene 50 años, 27 de ellos en el cuerpo. Es comisaria de policía en Buchanan, en el estado de Pensilvania. Vive en Springfield Street.

Le encanta cocinar, le relaja, “pico unos dientes de ajo, corto unas lonchas de beicon, lo echo todo a una cazuela con reluciente aceite de oliva; luego salgo al jardín a recoger albahaca y pongo una berenjena cortada a rodajas en la parrilla. Echo una copa de vino tinto a la cazuela y lo reduzco a la mitad, luego le añado una lata de tomate triturado, algo de agua y un tarro de salsa casera que preparo todos los veranos cuando cosecho mis tomates. La salsa está cociendo a fuego lento, el agua para la pasta está hirviendo, saco la berenjena de la parrilla, la pico y la echo a la salsa; luego vacío una caja de pasta penne en el agua hirviendo. Sirvo dos platos de pasta, les echo albahaca fresca y unos trocitos de mozzarella de búfala que se empiezan a fundir inmediatamente con la salsa. Salimos a comer a la terraza.”

Dove viste de diferente manera según el día que tenga. Para dar entrevistas, se pone lo que llama uno de sus trajes de verano más formales, falda y chaqueta de color gris claro con una fina raya diplomática en rosa, unos zapatos de piel de imitación grises, viejos y bien domados, con un tacón dentro de lo razonable. Desde hace poco, utiliza gafas de lectura. Duerme desnuda, aunque cuando se queda su sobrino en casa, se pone una camiseta oversize y unos boxers de hombre. En un Dunkin’Donuts se toma un café y un cruller. Dove recuerda a su madre muerta y su intensa vida sexual. Tiene una hermana, Nelly, que es entrenadora de perros, y un hermano, Champ, que hace varios años que las abandonó. Su padrasto, Gil, vive en Europa en un exilio auto impuesto.

Nolan Greely es cabo, inspector de la Brigada de Investigación. Grande, de corte rapado, de color hierro colado, de ojos dulces y amables, con una red enmarañada de arrugas en la frente, que hacen pensar en un tío anciano y entrañable. Masca chicle y lleva puestas una Ray Ban que le cuesta quitarse. Está casado, incluso tiene nietos. De vez en cuando, Dove y Nolan echan un polvo salvaje y apasionado.3514

Blonski, Singer, Dewey y Everhart son los agentes de la brigada de Carnahan.

Brock Blonski es un poli joven, se parece a una defensa del equipo de fútbol favorito de Pedro Picapiedra, mandíbula cuadrada, hombros anchos, competitivo y con un paso simiesco, largo y engañosamente torpe. Habla a base de gruñidos y monosílabos y come pollos asados enteros para almorzar.

Colby Singer, también joven, de veintipocos. Hasta ahora, el único cadáver que había visto era el de su abuela, que iba vestida de domingo y yacía plácidamente un un ataúd con forro de raso blanco.

Dewey es subinspector, tiene cuatro hijos y 36 años.

Everhart, agente. Su mujer está esperando su primer hijo, que se llamará Jacob.

Sandra es abogada. Es mordaz y meticulosa. Viste un impecable traje sastre. Su pelo, corto y peinado hacía arriba, es de color caoba. Su candorosa cara sin rastro de maquillaje, en un primer momento, hace que todo el mundo piense que es una becaria adolescente que ha llegado para apilar carpetas y llenar las jarras de agua. Pero nada más lejos …

y Rudy Mayfield, Lucky y la siniestra familia Truly …

Extraordinaria novela negra, me ha gustado mucho mucho Ángeles en llamas. Hay quien lo considera un intenso y feroz thriller psicológico, pero a mí lo que más me ha impactado es el potente personaje de la comisaria Dove Carnahan. Tiene que lidiar con un pasado desgarrador, el recuerdo de su madre y su muerte, mientras investiga un horrible asesinato. Un sombrío clan de malas personas a su alrededor y una larga y ardua investigación, hasta llegar a descubrir al asesino de una joven que ha aparecido medio quemada en una zanja de una localidad cercana a la jurisdicción de nuestra sabuesa protagonista. Lo dicho, lectura muy recomendable para amantes del género negro.

Tawni O’Dell, Indiana, Pensilvania, Estados Unidos, 1964. Se licenció en periodismo en la Northwestern University de Illinois y, tras pasar varios años en Chicago, regresó a Pensilvania, donde vive actualmente. Además de Ángeles en llamas ha publicado Caminos ocultos (2012) y La fiebre del carbón (2013).

Corrupción policial

Corrupcion-policial-Don-Winslow-PortadaEl sargento Denny Malone es el protagonista de la novela Corrupción Policial (2017), del escritor neoyorkino Don Winslow.

Malone es sargento del Departamento de Policía de Nueva York, Unidad Especial de Manhattan Norte. Lleva 18 años en el cuerpo. Blanco, de 38 años, con pinta de tipo duro, con tatuajes en los gruesos antebrazos, barba tupida incluso después de afeitarse, el pelo oscuro y rapado, ojos azules y esa mirada de “no me toques los cojones”. No le gusta levantar pesas, prefiere atizarle a un saco de boxeo o correr por Riverside Park.

Católico irlandés, aunque no es un gran admirador de Dios, ni viceversa. Engulle dos cápsulas de Dexedrina. Conduce un Crown Vic por Harlem. Lleva encima una Sig Sauer P226, una Beretta 8000 D Mini-Congrar y una Glock de nueve milimetros en la funda sobaquera. En la bota, un cuchillo SOG. Viste una camisa vaquera, unos Levi’s, unas Doctor Martens con punta de acero reforzada y una chupa negra de cuero. Es seguidor de los Rangers. Le gustan mucho los cannoli, y las alitas de pavo de Sylvia’s. Toma Jameson’s solo.

De Frank Serpico piensa que era un ingenuo y un gilipollas. En una gramola escucha Fairytale of New York, de The Pogues. Le gustan mucho los viejos raperos: Biggie, N.W.A., Tupac, Eminen o Dr. Dre. Es muy crítico con la Asociación Nacional del Rifle. Cuando hace frío se pone un gorro de lana negro.

Está separado de Sheila, con quien tuvo dos hijos. Malone ahora está con Claudette, una joven de raza negra, que es enfermera y vive en la calle 136. Su padre, que también era poli, murió de un infarto. Su hermano Liam era bombero, murió en los ataques del 11-S.

Otros personajes:

Phil Russo, agente del equipo de Denny. Un italiano pelirrojo que suele ir acompañado de una escopeta de corredera Mossberg 590 del calibre 12, con un cañon de cincuenta centímetros, cargado con balas de cerámica en polvo. Un hombre de la vieja escuela. Lleva un abrigo largo de piel marrón rojiza, una reliquia de los ochenta que le sienta bien, unos relucientes zapatos rojos de Bruno Magli, trajes italianos a medida y camisas con monogramas.

Bill Montagne, alias Big Monty, es el otro poli del equipo. Muy grueso, se queja de que le aprieta mucho el chaleco antibalas. Incluso en verano lleva su característico sombrero de fieltro con ala rígida y una pluma roja en el lado izquierdo, una guayabera talla XXXL y unos chinos. En la boca, un Montecristo. Suele decir “somos paisajistas, nuestro trabajo es impedir que la jungla vuelva a crecer”

Billy O’Neill era otro agente de la misma brigada, que fue asesinado. Malone y sus hombres le recuerdan mucho. Dave Levin es el nuevo que llega al grupo, de poco más de 30 años. Alto, delgado, con una espesa cabellera y la nariz puntiaguda.2015-06-22-1434969501-2972080-DonWinslow_5718

Isobel Paz y Mary Himann son fiscales. Sykes, un joven negro, es capitán. Hampton, un reverendo al que le gusta chupar cámara. Callahan y Babyface son inflitrados.

Janice Tenelli, McGivern, Gallina o Raf Torres son polis que parecen corruptos.

Los capos traficantes: Diego Pena, el dominicano que controla la heroína en NY y DeVon Carter conocido como el “Amazon del caballo”.

Me ha gustado mucho Corrupción policial. Una novela que es una auténtica radiografía de la ciudad de Nueva York. Traficantes de armas y drogas, todas las bandas que te puedas imaginar, italianas, colombianas, irlandesas, puertorriqueñas, salvadoreñas, dominicanas … Y policías, abogados y jueces corruptos. No se salva nadie. Un recorrido por todos los garitos de Nueva York, clubes, restaurantes, bares … Y con un personaje que lo llena todo en esta narración, el sargento Denny Malone. El rey y el más villano, el más querido y el más odiado. Está en lo más alto, pero parece que puede caer en picado en un viaje hacía lo más profundo de los infiernos. Lo dicho, novela ladrillo muy recomendable, sobre todo para los amantes del género policiaco, de bandas, de corrupciones. Es una auténtica “biblia” de los lugares más negros de NY.

Don Winslow nace el 31 de octubre de 1953 en Nueva York. Estudió Periodismo  e Historia africana en la Universidad de Nebraska. En Sudáfrica trabajó como periodista e investigador en la Universidad de Ciudad del Cabo. Ha sido detective privado y guionista de cine y televisión.  Comenzó a publicar en 1991, Un soplo de aire fresco, la primera novela de lo que luego fue la serie protagonizada con el detective privado Neal Carey. Entre sus mejores obras cabe destacar Muerte y vida de Bobby Z (1997), El invierno de Frankie Machine (2006), la trilogía formada por Salvajes (2010), Satori (2011), y Los reyes de lo cool (2012), y sobre todo, el díptico formado por El poder del perro (2005) y El cártel (2015).

El asesino desconsolado

portada_el-asesino-desconsolado_j-m-guelbenzu_201612201629La jueza Mariana de Marco es la protagonista de la novela El asesino desconsolado (2017), del autor madrileño J. M. Guelbenzu. Es la octava entrega de esta saga con la jueza de Marco como protagonista.

Mariana es jueza en G …, una ciudad ficticia en el Principado de Asturias. Está a punto de cumplir 46 años y mide 1,75. De grandes ojos castaños, alta, fuerte, grande, más atractiva que guapa. Practica el running y la natación. Desayuna café con leche con tortitas de sirope de caramelo, en la cafetería que hace esquina a la playa del Parchís. Se toma un vermú de barril de aperitivo. Cena con su amiga Julia en “El Candil” un besugo a la espalda con un excelente albariño. Los dry Martini le gustan con ginebra Martin Miller’s. Escucha en su casa “Sweet Lorraine” de Nat King Cole. Está leyendo a George Eliot. Viste un conjunto de chaqueta y pantalón de color gris, una blusa blanca abierta de seda, un precioso colgante de plata y unos zapatos de tacón negro. Después de cenar y antes de irse a dormir se bebe una copita de whisky con soda.

Otros personajes:

Julia Cruz, que es la mejor amiga de Mariana. Es bisexual. Arquitecta. Vive en el decimoquinto piso de una torre de nueva construcción situada entre la Avenida Constitución y la calle Belarmino y Apolonio, un edificio llamado Estrella Polar. En el salón de su casa destaca un elegante chaise longe de Le Corbusier. Lee a John Dos Passos. En su dormitorio tiene un espejo antiguo con marco de madera, adquirido en un mercadillo de brocantes en el sur de Francia. Cocina unos espaguetis aglio e olio, con una pizca de trufa negra.

Quintero es inspector de la policía judicial. Fuma Ducados. Tiene muy poca cultura artística, no sabe quién es Monet. Utiliza un bloc de notas con tapas de hule negro y cantos tintados en rojo.

Cova Noriega es una joven agente. Andrade es el fiscal.

Pinzón y García son otros dos polis, que siempre van de la mano.LLUIS HOMAR SE HA SENTIDO COMO UN NIÑO RODANDO

Pelayo Arenas es el secretario de De Marco.

Javier Goitia es el novio de Mariana. Periodista. Alto, fibroso, cargado de hombros.

Y los vecinos, Villegas, Alvárez, Bartolo y Florinda y su prima Moira.

Me ha gustado El asesino desconsolado. Una novela negra blanca. Quiero decir, que sí, que hay asesinatos e investigaciones, pero todo rodeado de un ambiente muy apacible y tranquilo. Personajes guapos y adinerados, rodeados de glamur, que comen en restaurantes de postín y beben toda clase de licores. En esta ocasión, la jueza Mariana de Marco se enfrenta a los asesinatos que se producen en un mismo edificio, uno de los rascacielos más bonitos y lujosos del barrio más moderno de la ciudad de G … donde acaba de llegar a vivir su amiga del alma Julia Cruz. Varios sospechosos entre los vecinos del edificio. La investigación judicial está servida.

Las ocho novelas de esta saga Guelbenzu/De Marco son las siguientes:

No acosen al asesino (2001), La muerte viene de lejos (2004), El cadáver arrepentido (2007), Un asesinato piadoso (2008), El hermano pequeño (2010), Muerte en primera clase (2012), Nunca ayudes a una extraña (2014) y El asesino desconsolado (2017.