Reino de fieras

9788491291886Un niño llamado Lincoln y su madre, Joan, son los protagonistas de la novela Reino de fieras (2017), de la autora estadounidense Gin Phillips.

Joan y Lincoln, su hijo pequeño de apenas cuatro años, están a punto de abandonar el zoo, se está haciendo tarde. De pronto se oyen unos disparos, que de momento parecen lejanos. Madre e hijo tratan de huir, de esconderse. Atraviesan la zona de los primates, el recinto de los elefantes … pero no pueden escapar, hay un hombre armado en la salida.

La narración va de menos a más. Empieza muy tranquila y poco a poco va subiendo en intensidad. Joan quiere proteger a su hijo como sea, pero tiene que convencerle para que no haga ningún ruido. Desde fuera, su marido le dice que ya está llegando la policía. Se hace de noche, Lincoln empieza a tener hambre y frío. Se tienen que esconder sin apenas moverse.

Aparecen nuevos personajes: Kailynn, una joven que trabaja en el zoo y que no para de hablar; y la señora Powell, una maestra ya jubilada. Por otro lado están los asaltadores, Roby, Mark y Destin. Recuerdos y conversaciones entre ellos. Han pasado casi tres horas y por fin parece que la policía está a punto de entrar.GinPhillipsBradDaly

En resumen, me ha gustado este Reino de fieras, un thriller con todas las de la ley, que a medida que vas leyendo cada capítulo te atrapa más y más.

Su autora, Gin Phillips, nació en Montgomery, Alabama, Estados Unidos. Se graduó en el Birmigham -Southern College de periodismo político. Es autora de cinco novelas, la primera de ellas The Well and the Mine fue la ganadora del Premio Barnes & Noble Discover 2009. En unos días, Reino de fieras, se convertirá en su primera novela publicada en España.


Anuncios

La caricia de la bestia

cariciaLa inspectora de policía Laura Tébar es la principal protagonista de la novela La caricia de la bestia (2017), de la autora orensana Cristina C. Pombo.

Tébar es inspectora de policía local de Grazalema, municipio de la provincia de Cádiz. Tiene 55 años, brillante, solitaria, con un carácter temible. Está divorciada de Javier. Tiene una relación especial y sexual con Joao, treinta años más joven que ella. Conduce un Skoda Octavia. Todas las mañanas se bebe un zumo de limón, sin agua y sin azúcar. Escucha a Queen mientras hace running. En casa entrena con unos youtubers, viendo vídeos que combinan una especie de estilo libre de artes marciales con el Yoga, que le ha recomendado su amigo Adrián. Lía pitillos pero no se los fuma, lo dejó hace siete años.

Laura tiene muchos libros en su casa. Acaba de leerse el primero de Harry Potter,  aunque su libro favorito es “El mundo después del cumpleaños”, de Lionel Shriver, que relee de vez en cuando. No tiene WhatsApp, pero sí dos perfiles abiertos en Facebook. En casa se prepara una ensalada de legumbres y un puré de patatas. Tébar está perdiendo vista de cerca. Le gusta su flequillo. Piensa que gracias a su genética y a un continuo entrenamiento, su bonito culo está libre de celulitis, razonablemente en su sitio y apeteciblemente terso. Desde que está con su nuevo compañero en la brigada, el subinspector Merino, al que ella llama perroflauta, se ha aficionado a ver la serie The Walking Dead.

Otros personajes:

David Merino, subinspector, también conocido como “el Cons”. Recién llegado a Grazalema. Tiene unos 30 años. De Mundaka. Joven, inexperto, intuitivo, motivado. Licenciado en Psicología. Lleva el pelo a lo jarrai terminado con una rasta en la nuca, forro polar y pantalones y botas de montaña. Le gusta escalar. Al trabajo suele ir en bici de montaña. Se suele fumar pequeños canutos de “maría”. Ha leído “La rama dorada”, de James George Frazer. Toma un gazpacho en el Bar Peña Albarracín, de El Bosque. Piensa de su jefa, Tébar, que es una “odiapavos”Cristina-C.-Pom

Elena Diéguez, subinspectora, de 35 años, está de baja. Ha trabajado con Tébar, son amigas, y ahora está en proceso de divorcio.

Oscar Méndez, inspector jefe. Tiene 54 años. Se hizo poli para imitar a Starsky & Hutch. Le gustan el poder y el dinero. Es un gilipollas de campeonato. Suele masajearse el puente de la nariz.

Manuel de Guevara, comisario. Tiene más de 60 años, aunque su complexión y sus movimientos son de una persona mucho más joven. Con abundante pelo, completamente blanco y cortado a cepillo, ojos muy azules surcados de arrugas y sonrisa blanca, poderosa y un poco canalla.

Los Ramírez, el rubio y el moreno, uno médico forense y otro juez.

Ramos y Vázquez, de extranjería y fronteras. El primero bajo y rechoncho; el segundo alto y delgado.

Comentario:

Me ha gustado La caricia de la bestia. Transcurre en la sierra de Cádiz, más concretamente en la población de Grazalema. Novela negra de tinte clásico y a la vez con cierta originalidad. Todo comienza cuando unos policías investigan el ataque a dos adolescentes, por lo que parece ser una fuerza sobrenatural, algo parecido a un zombi. No obstante, la trama va creciendo sin parar. Han desaparecido jóvenes en los alrededores. Algunos miembros de las fuerzas del orden público corruptos, colaboran con una extraña organización. Recuerdan el caso de las niñas de Alcásser. También resulta muy interesante en esta narración el duelo que mantienen los dos personajes protagonistas, la inspectora Tébar, veterana, brillante y solitaria; y el joven subinspector Merino, bisoño pero intuitivo. Lo dicho, lectura negra muy recomendable.

Cristina C. Pombo, Ourense, 1977. Ha estudiado música, filología y arte dramático. Trabajó en varios ámbitos, entre otros como guionista de televisión. Colabora con sus artículos en medios como La Región o Pikara Magazine. La caricia de la bestia es su primera novela.


Ícaro

9788416237203El detective Benny Griessel es el principal protagonista de la novela Ícaro (2015), del autor sudafricano Deon Meyer.

Griessel es capitán de policía en la Unidad de Delitos Graves y Violentos de la Dirección de Investigaciones Criminales Prioritarias (DICP, más conocida como “Los Halcones”). Blanco, tiene 46 años y es alcohólico en rehabilitación. Lleva más de seiscientos días sin beber, pero lo está pasando mal, recuerda que hace poco mataron a su jefe, el coronel Zola Nyathi, y que acaba de suicidarse un colega suyo. Separado de Anna, que le abandonó, ahora vive con Alexa, que también es ex alcohólica. Benny lleva tres años sin vacaciones. Escucha “Fresh Cream” de los Cream y su incomparable Jack Bruce. Nuestro sabueso parece que no puede más. Jissis !

Otros personajes:

Vaughun Cupido, capitán, amigo y compañero de brigada de Griessel. En esta ocasión es el coordinador del grupo, ya que su amigo no pasa por el mejor momento. Es mestizo, viste de agente rebelde, tejanos, camiseta amarilla, chaqueta azul y unas estridentes deportivas amarillas y naranjas que le entusiasman, unas Nike Air Pegasus Plus de casi mil rands, pero Tekkie Town las tenía de rebajas. Vive en Caledon Street, Bellville-South.

Mabali Kaleni es, desde hace poco, la comandante de la Unidad. Es zulú. Muy meticulosa, lenta y analítica de manual, dolorosamente irritante y prudente, pero lista. Está a régimen, sigue la dieta del profesor Tim Noakes. Ahora come arroz con coliflor, puré de coliflor y pan de linaza. Lo malo es que, cuando compra las coliflores, las lleva a su despacho y toda la jefatura se llena de ese olor tan inconfundible. Pero eso sí, una vez al mes y sin que nadie la vea saca su tableta de chocolate “Lindt Excellence” 70% cacao. Chocolate negro. Según muchos estudios, es muy bueno para el corazón y para el estado de ánimo.

Cloete es el capitán responsable del gabinete de prensa de “Los Halcones”. Solo él puede fumar en la oficina, todos comprenden su estrés. Desayuna una taza de café instantáneo y biscotes que su mujer le ha preparado en un tupper.

Frankie Fillander, veterano agente, mestizo, tío Frankie por la edad, con una larga cicatriz de herida de cuchillo que le iba desde la oreja hasta la coronilla. Tiene dos grandes cualidades: su paciencia ilimitada y su perspicacia con la gente.RRC1sTk

Vusumuzi Ndabeni, “Vusi”. Cubre su metro sesenta y ocho con traje oscuro de solapas anchas, camisa blanca y corbata sobria, con un pañuelo a juego asomando del bolsillo de la chaqueta (al estilo Nelson Mandela), y barba y bigote a lo Van Dyke, que cada mañana se recorta pulcramente con una máquina de afeitar eléctrica. De temperamento tranquilo.

Reginal “Zopas” Davids, sargento, es el genio residente del Centro de Control de Información de “Los Halcones”. Delgado y de constitución endeble, con cara de colegial y un peinado a lo afro.

Willem Liebenberg es otro capitán, de 41 años, conocido entre sus colegas como el George Clooney del grupo, de ahí su apodo, Mooiwillem, que significa “Willem el Guapo”. Cada seis meses se le ve llevando del brazo una nueva novia y siempre atractiva.

Benedict Huesos Boshigo, comandante, miembro de la Sección de Delitos Tificados de la Unidad de Delitos Comerciales de “Los Halcones”. Un auténtico crack cuando se trata de descifrar cifras complejas. Su apodo se debe a su figura delgada como un junco. Es un atleta de larga distancia. Ha terminado diecisiete veces el maratón Comrades, y los de Boston y Nueva York, una vez cada uno.

Arnold y Jimmy, conocidos como el Gordo y el Flaco, especialistas  del PCSI, la Unidad Provincial de Investigación del Escenario del Crimen, dicen que son los mejores en su trabajo y puede que sea verdad.

Comentario

Me ha gustado Ícaro, una novela negra sudafricana. Quizás no sea la mejor de Meyer y su protagonista el capitán de policía Benny Griessel, pero engancha desde el principio. Se desarrolla en dos planos diferentes que se encuentran en el desenlace. Una larga charla entrevista o declaración entre una importante y conocida abogada con un personaje que puede ser el asesino; o que puede saber quién es el asesino. Y por otro lado la investigación policial, en este caso marcada por la crisis de Griessel. Aunque lleva más de seiscientos días sin beber alcohol, está a punto de volver a recaer. En algún momento de esta lectura este policía me ha recordado a otro querido sabueso, al Rebus de Rankin.

“A la puertas de la Navidad, una tormenta deja al descubierto un cuerpo enterrado en un suburbio de Ciudad del Cabo. Se trata de un controvertido hombre de negocios que se había granjeado numerosos enemigos y llevaba casi un mes desaparecido. Amigo de la polémica y de exhibir su fortuna es el fundador de una empresa dedicada a facilitar coartadas a personas adúlteras … “ 

Años de sequía

9788416237227El policía investigador de delitos financieros Aaron Falk es el protagonista de la novela Años de sequía (2016), de la autora inglesa Jane Harper.

Falk es investigador en Melbourne, ciudad australiana, capital y mayor ciudad del estado de Victoria. De 36 años, de look albino, pálido de nacimiento, pelo rubio casi blanco muy corto y pestañas invisibles. Siempre viste un sombrero marrón de ala ancha. Conduce un Sedán. Cuando viaja a Kiewarra, para acudir al funeral de su mejor amigo de la infancia y juventud, se hospeda en el Fleece, que es a la vez hostal y pub.

Otros personajes:

Greg Raco es sargento en Kiewarra, jefe de policía local. Tiene unos 30 años y lleva el pelo rizado muy corto. Su constitución es como de boxeador. Su piel es de un color aceitunado muy mediterráneo, pero su acento es cien por cien australiano. Está casado con Rita, que está embarazada.

Evan Barnes, agente de la misma comisaría. Grande, de aspecto juvenil, con rizos.

Deborah es la recepcionista de dicha comisaría.

David McMurdo es el camarero del pub Fleece. Se deja la barba. De acento celta.

Gretchen fue amiga de Falk en la adolescencia. Se vuelven a encontrar veinte años después. Prepara estofado de cordero, con sus propios corderos. Sus labios son del mismo color del vino.

Gerry y Barb son un matrimonio de la localidad.1f9fabc328cd9ba8fa0ed03a9ffc0f91

Whitlam es el director del colegio. Su despacho, muy acogedor, con muebles gastados pero bien cuidados. Tiene las paredes cubiertas de arriba abajo con baldas llenas de libros de deporte.

Comentario:

Me ha gustado mucho Años de sequía. Novela negra australiana con una larga investigación. Sucede en Kiewarra, un pequeño pueblo del sudeste de Australia. En medio de una tremenda sequía, aparecen muertos el matrimonio y un hijo, con varios tiros, prácticamente a bocajarro ¿Puede ser que el padre se haya suicidado después de matar a su mujer y a su hijo? Un amigo de la infancia llega desde Melbourne. Ahora es policía, en concreto, investigador de delitos financieros. En un principio solo se quiere quedar al funeral, pero familiares de los asesinados insisten y decide quedarse unos días. Entonces vuelve a recordar y a revivir su infancia y su juventud, las amistades y los amoríos, además de algunas cosas más nada agradables. Me ha parecido una historia muy bien contada, donde se mezclan la investigación policial y las emociones del pasado. Lo dicho, lectura muy recomendable, a ser posible con un vaso de agua al lado, ya que durante toda la narración hace mucho mucho calor.

Jane Harper nace en Manchester, Inglaterra, pero a los ocho años se muda con su familia a Boronia, en la región australiana de Victoria. Se gradúa en Historia y Literatura Inglesa por la Universidad de Kent, en Canterbury. Trabaja como periodista para el Darlington & Stockton Times y el Hull Daily Mail. Regresa a Australia y forma parte de la plantilla del diario Geelong Advertiser y más tarde del Herald Sun. Por Años de sequía, su primera novela, ha recibido los premios ABIA, Indie y Ned Kelly en Australia; además fue finalista del prestigioso CWA Golg Dagger Award de 2017 en Reino Unido. 

SIBERIA

6ce6ed_3dd2aa0d716c40259b60fa9f48bc93b9_mv2_d_1794_2706_s_2María Nikoláyevna Ivanova, Masha, ex militar y ahora agente encubierta, es la protagonista de la novela Siberia (2017), del autor vitoriano Jesús María “Txusmi” Sáez.

Masha ahora es una chistilshitsa, una eficiente asesina a sueldo que responde ante el sector más oscuro e ilegal del Servicio Federal de Seguridad ruso. Se ha convertido en una ejecutora implacable, fría, calculadora, con un cierto perfil psicópata y carente de toda compasión.

Tiene 29 años, mide 1,75 y pesa 54 kilos. Luce una melena rubia con un corte francés. Tiene los brazos fuertes con los músculos bien marcados. Lleva un tatuaje en el antebrazo izquierdo, la Santa Muerte mejicana. Tiene unos senos redondos y enhiestos, la cirugía le ha costado un buen dinero, pero le han quedado preciosos.

Adicta al vodka. En un restaurante italiano de Puerto Marina, Benalmádena, se come una ensalada caprichosa y unos escalopines en salsa de queso, con una copita de lambrusco. Le gusta ir acompañada de una pistola Makarov PM. Compra ropa interior en Women’s Secret. Alquila un Audi S3 blanco. Para conducir se pone unas gafas de sol con cristales de espejo de color azul.

Otros personajes:

Javier Galarreta es inspector jefe de la UFECES, la Unidad Franco Española para el control del espacio Schengen, con sede en Canfranc, Huesca. Lleva diez años al mando. Su mujer le abandonó por un apacible profesor de gimnasia. Su mesa de trabajo la compró en Ikea. Le gusta la cerveza, sobre todo la San Miguel. Le quieren prejubilar forzosamente.

Alberto Figueras es inspector de policía en Málaga, un tipo alto y robusto de prominente mentón y anticuado bigote.

Antonio Herrero-Maes es comisario jefe de la policía malagueña. Denis Fevre es un inspector francés.

Dolores Jimémez, inspectora de policía en Mérida. Vive en un piso de protección oficial. Es una mujer pequeña, de etnia gitana, morena con el pelo encrespado, más bien rellenita y con cara de cansancio.avatars-000229971800-ti239u-t500x500

Sergei Sokolov y Vladimir Krivenko son miembros de servicios de seguridad e inteligencia rusos.

José María Beristain, Txema como le conocen todos y firma su obra, es un fotógrafo y periodista muy famoso. Trabaja entre otros para la National Geographic. Parece guardar un importante y terrible secreto.

Me ha gustado esta SIBERIA. Es una mezcla de novela policiaca, de aventuras, de viajes, de asesinatos y con espías y contra espionaje. Tiene gotas de humor negro y sexo dominante, sobre todo llevado a cabo por nuestra sicaria protagonista, Masha o los diferentes nombres que utiliza en esta narración. La novela transcurre entre Siberia, Canfranc, Benalmádena, Sevilla, Lisboa …  Y con gráficos del propio autor. Lo dicho, lectura recomendable, muy entretenida, sobre todo para amantes de los thrillers de acción.

Jesús María Sáez “Txusmi Sáez” para los amigos, nacido en Vitoria-Gasteiz, es escritor, articulista y cuentista. Colabora en dominicales de prensa local, y es un estudioso compulsivo de la narcolepsia y la licantropíaSiberia (2017) es su segunda novela, tras su ópera prima titulada Mission Jaqueca (2016), una novela descabellada, llena de humor y aventuras vintage.

portada

 

 

Entrevistas con el autor

Inspector Solo

978841658088El inspector Marcial Lisón es el protagonista de la novela Inspector Solo (2017), del autor cartagenero David Jiménez “El Tito”.

Marcial es inspector de policía en la ciudad de Cartagena. Cuarentón con barba de tres días, de mirada esquiva y facciones duras. Tiene el carácter osco. De unos ochenta kilos. Va siempre acompañado de su chaqueta de cuero. Le gusta mucho la cerveza. Toma “Espidifen” para la resaca. Vive con Sola, una galga a la que quiere mucho, en el barrio cartagenero de San Antón. Conduce un Peugeot 308. Como melodía de llamada en el móvil lleva la canción Tú sin braguitas y yo sin calzones, del grupo Forraje con la colaboración de Kutxi Romero. Porta una pistola H&K usp.

Algunos compañeros le llaman “el ermitaño”. En su casa no tiene ni una sola foto suya, ni de sus parientes. Desayuna en un asiático. En un italiano, el L’Altro Peccato, se come un solomillo de buey con guarnición de verduras y de postre canna cotta. Recuerda cierto pasaje de “La reina del sur” de Pérez-Reverte. Le gusta ducharse con agua casi hirviendo. Lleva su zona púbica completamente rasurada. Una canción de Marea define con preocupante fidelidad en lo que se ha convertido su existencia:

Y cuando las estrellas salen

ya estoy colgado del jirón de un sueño.

El mundo entero no me vale

ayer por la noche me estaba pequeño …”

Otros personajes:

Zoe Ochoa es la agente compañera de Marcial en la brigada, menuda y con una media melena negra que se recoge en horas de servicio. De ojos azules. Vive en Molinos Marfagones, una barriada de la periferia. Viste un ceñido pantalón vaquero. Conduce un Clío. Ha leído todas las novelas de Lorenzo Silva.

Miguel Lasaosa es el comisario.

Vicente Brau, inspector jefe, barcelonés, con su cara de póquer habitual, rechoncho, cercano al metro setenta, con el pelo frondoso y negro. Unos dicen que lleva peluca y otro que es un pariente lejano del Puma Rodríguez.QJpWJoKl

Adolfo Morales, forense. De poco más de 1,60 y algo menos de noventa kilos. Viste un traje de chaqueta gris y una corbata roja sobre una camisa azul, tan clara que en la distancia parece blanca.

Daniel Cueto es juez instructor, de espesa barba y gesto aguerrido.

Unai Miralles, inspector, rubio de ojos azules. Se lleva muy bien con Ochoa y no tanto con Marcial.

Villanueva, ex inspector jefe, ahora en prisión preventiva.

Rubio y Fornet son agentes que trabajan a la par.

Sasha es una prostituta rumana, de unos cincuenta kilos, con un trasero redondo y prieto y unas largas y fibrosas piernas que vuelven loco a Marcial Lisón, nuestro sabueso protagonista.

Me ha gustado mucho Inspector Solo. Novela negra policiaca, con un personaje central muy potente, el policía Marcial Lisón, aunque ya no le gusta que le llamen por el apellido. La noche anterior ha estado bebiendo mucho y no sabe cómo ha llegado hasta su coche, situado enfrente del edificio donde han asesinado a Sasha, una prostituta de la que está enamorado. Marcial se pregunta ¿cómo gestionar una investigación en la que las evidencias se empeñan en convertirlo a él en el principal sospechoso? Marcial solo está a gusto con su perra galga Sola y con sus botellines de cerveza. El pasado parece volver al presente, la muerte de su mejor amigo y compañero en la policía, y la reaparición de su madre, que quizás no lo sea. Para terminar de arreglarlo, siente que le traiciona su compañera de equipo policial. Lectura muy recomendable.

David Jiménez “El Tito”, nace en Cartagena el 12 de octubre de 1978. Es licenciado en Biología por la Universidad de Murcia. En la actualidad ejerce en Castellón como agente marítimo de Vigilancia Aduanera, un cuerpo policial adscrito a la Agencia Tributaria que se encarga de la represión del contrabando. Ha escrito varios artículos sobre novela negra en Castellón Noticias. Antes que esta novela que hoy reseñamos, ha publicado otra con el mismo protagonista, Marcial Lisón, titulada Muertes de sobremesa (2015).

Aquí nos quedamos, esperando la tercera entrega de esta saga, que parece ser que culminará la historia de este ermitaño, Marcial, el inspector Solo.

Vídeo en Periscope de presentación de “Inspector Solo” en Cartagena Negra

La ciudad blanca

“Se diría que aquel zumbido agradable y el calor de las velas que ardían por todas partes, los aromas de la cocina, la alegría exigente de la cara que tenía el personal de servicio y el flujo rumoroso de las conversaciones de las mesas de alrededor habían devorado el oxígeno. Todo resultaba de un inoportuno casi insufrible y apremiaba a una alegría que ella no quería que le recordaran, dado que para ella se revelaba mucho más imposible ahora que hacía un par de horas”  pp. 88-89

3cfa30c41eb6e1aa664cfa160fc035528baacb95

La joven Karin es la protagonista de la novela La ciudad blanca (2015), de la autora sueca Karolina Ramqvist.

Karin es una joven de reciente maternidad. Se contempla desnuda en el espejo: la barriga le cuelga y está llena de estrías, tiene los pechos hinchados y bajo la piel asoma una red de finísimas venillas. Pero su aspecto físico no es lo único que ha cambiado en los últimos tiempos. Recuerda a su ex, John, integrante de una organización criminal. Vive con su hija Dream. Mira la cicatriz que le llega desde la ingle hasta el ombligo. Encarga pizza, pero que lleve queso. Escucha “Vientos Cálidos” de Wizex. Masca chicle.

Otros personajes:

Therese es la mejor amiga de Karin. Tiene un novio, Alex, muy violento. Se sienta en el sofá como si nada fuera con ella.

Abbe es otro amigo. Está leyendo Shantaram. Es muy alto, siempre vestido con pantalón de chándal y zapatillas de goma, como si estuviera entre rejas. Lleva un tatuaje, un ave Fénix que le sube desde el pecho hasta la mitad del cuello, cubierta de hojas y alambre de espino.

Christer es un abogado que invita a cenar a Karin.karolina-ramqvist

Comentario:

Me ha gustado La ciudad blanca, una novela negra sin policías ni detectives, ni siquiera una investigación que llevarse a la boca. Pero sí es negra o más bien de un gris oscuro a veces irrespirable, desasosegante. Una mujer joven frente al espejo, abandonada por su ex, que era como un dios para ella. Nada es igual, los lujos, las fiestas amenizadas con coca … Lactancia, pañales, paseos en cochecito con su hija en busca de ayuda. Llega a resultar un poco agobiante.  Capítulos cortos que te hacen seguir con el siguiente. Tiene que tomar una determinación ¡ya!

Karolina Ramquist (Gotemburgo, 1976) es periodista y escritora. Ha publicado relatos, ensayos y cuatro novelas. Editora jefe de la revista Arena, columnista del diario Dagens Nyheter. También ha ejercido la crítica literaria y ha escrito sobre política.