DEDICATORIAS

Hoy no vamos a escribir sobre ningún detective, sobre ninguno de nuestros sabuesos. Escribiremos algo sobre sus creadores, los autores que dan vida a nuestros investigadores. Vamos a reseñar algunas de sus dedicatorias, esas palabras de agradecimiento o reconocimiento que hacen los escritores antes de empezar a narrarnos sus historias. Algunas dedicatorias son a familiares o amigos, algunas son tristes y otras sosas, y algunas otras enigmaticas.

En “La leona blanca” Henning Mankell escribe: A mis amigos de Mozambique. En “El ojo de Eva” Karin Fossum: A mi padre. En “C de Cadaver” Sue Grafton: Para los hijos que me eligieron: Leslie, Jay y Jaime. En “Nombrar a los muertos” Ian Rankin dedica: A todos los que estaban en Edimburgo el 2 de julio de 2005. El escritor griego nacido en Estambul, Petros Markaris en “Defensa Cerrada”: A Josefina siempre. Patricia D. Cornwell en “Punto de partida” escribe sin ningún rubor: Con amor a Barbara Bush (por la diferencia que marcaste).

Enfín, nos reponemos un poco y seguimos:

Uno de casa, Lorenzo Silva en “La estrategia del agua” escribe: Para mis hijos. Para mis padres. En “No acosen al asesino” José María Guelbenzu: Al amigo inolvidable Juan García Hortelano. Andy Oakes en “El primer ciudadano”: Este libro está dedicado al club de futbol Manchester United, a sus jugadores, pasados y presentes….. a su entrenador, sir Alex Ferguson, y a la memoria del gran Matt Bubsy. Kathy Reichs, la creadora de la antropóloga forense Temperance Brenna, en “La huella del diablo”: A todos los que sobrevivieron a la gran tormenta de Quebec de 1998. Nous nous souvenons.

Y para ir terminando (por hoy):

Dennis Lehane en “Plegarias en la noche” dice: Para mis amigos John Dempsey, Chris Mullen y Susan Hayes, que me permitieron usar algunas de sus mejores líneas, y no me han demandado. Y para Andre, a quien echamos profundamente de menos. En “La hija del enterrador”, Elizabeth Bloom proclama: Dedicado a la memoria de Shakespeare, Perro Maravilla, 1992-2005, el mejor amigo para una niña y excelente numen. El gaditano Juan Bolea en “Los hermanos de la costa”: Para Belen y Belen.

Y la última:

Michael Connelly en “Último Recurso” dedica: A los detectives que han de asomarse al abismo.

Anuncios

SUN PIAO

El investigador jefe Sun Piao es el protagonista de dos novelas negras del autor Andy Oakes (Londres 1952). El primer ciudadano y Ojo de Dragón son sus títulos.
Sun Piao está acompañado por otro policia, su ayudante, el voluminoso y malhablado Yaoband.
Ambos se verán envueltos en investigaciones que alimentan las guerras entre las nuevas y viejas camarillas del poder en China.
Transcurren en la moderna Shangai, ciudad de ambición, dinero y desarrollo. Exploran las laberínticas complejidades de la China de hoy. Una sociedad que se desvive entre la aferrada tradición y la precipitada modernidad. Andy Oakes nos hace sentir los colores, olores, sabores y ruidos de una China descolocada. Nuestro Sun Piao, es un investigador a la antigua usanza. Duro y de pocas palabras. Ojo de Dragón fue galardonada con el Premio Europeo de Crimen y Misterio 2004.