Bicho raro

978849484317El detective privado Sean Ward es uno de los protagonistas de la novela Bicho raro (2012), de la autora inglesa Cathi Unsworth.

Ward es un detective privado de 31 años. Ha sido sargento de la Policía Metropolitana de Londres y, en el cumplimiento de su deber, estuvo a punto de perder la vida. Un camello adolescente hizo una ráfaga de disparos con una semiautomática que le dejaron gravemente herido. Después de pasar varios meses hospitalizado y someterse a rehabilitación, se retira de la policía metropolitana con una pensión de invalidez. Le ha quedado una leve cojera y varios metales en sus piernas y rodillas. De carácter frío. Conduce un Peugeot 207 azul oscuro. En un restaurante griego pide un gran plato de moussaka. Y en un pub escucha “Buffalo Soldier” de Bob Marley y se pide una caña de Foster’s. El detective Ward dejó de creer en un dios justo y bueno, cuando su padre volvió de las Malvinas en un ataúd.

Otros personajes:

Francesca Ryman es la editora del periódico Ernemouth Mercury. De treinta y pocos años, alta, delgada y angulosa, con una espesa mata de pelo negro. Viste un traje gris cortado a medida y una camisa de cuello abierto de color turquesa. Sus ojos son del mismo color que la camisa, grandes y directos, sobre unos pómulos altos y labios de color rojo oscuro. Conduce un Micra de color rojo chillón.

Len Rivett es el antiguo inspector jefe. Lleva varios años jubilado, aunque todavía tiene mucho poder. Sus ojos marrón oscuro, bajo el ala de su sombrero de paño negro con una pluma a un lado. Viste un abrigo largo de ante. Pertenece a una logia masónica.

Paul Gray, inspector. Alto, delgado, de pómulos marcados y nariz ganchuda. Sus vivos ojos son de un azul pálido bajo las cejas negras. El pelo gris, pulcramente cortado y peinado hacia atrás. Conduce un Opel Astra negro.

Janice Mathers es abogada. La típica moderna de izquierdas, que se ha labrado una reputación aceptando casos impopulares, bajo pretexto de revelar los errores judiciales por los que, en su opinión, se gangrenaba el país.

Dale Smollet es el actual inspector detective en jefe. Tiene 36 años. Le gusta mimar su pelo bien marcado y recortado, dándole brillo con un poco de cera y rociándose de colonia. Acude frecuentemente al gimnasio. Viste una fresca camisa amarilla y gris bien planchada y pantalones de pitillo.

Corrine Woodrow ahora tiene 35 años. A los 15 fue condenada por el asesinato de uno de sus compañeros de clase. Entre otras cosas, la llamaron “la perversa bruja del oeste”. De joven vestía a su aire, nada convencional, solo un suéter apretado con cuello en forma de V, una ceñida falda recta y un par de tacones de aguja muy gastados. Su cabellera larga y castaña caía sobre unos ojos maquillados de kohl.  A su alrededor flota un inmenso olor a pachulí.

Samantha Lamb es otra joven, que se hace amiga de Corrine en el colegio. Rubia, con un diente delantero torcido y un ojo oculto por su dorada cortina de pelo.sheila-bugler_0002-copy

Ben Armitage es técnico forense. Ronda la treintena, pero por su aspecto parece tener más. Tiene la frente barrida por estelas de pelo marrón rizado y los ojos estrábicos a fuerza de pasarse horas ante el microscopio.

Comentario:

Me ha gustado mucho Bicho raro. Una novela negra con un detective privado, ex poli, como protagonista. Aunque no solo, hay más personajes potentes, secundarios con mucho protagonismo. Podemos decir que estamos ante una historia coral, dividida en dos tiempos, con veinte años de distancia, de 1983 al 2003. En la primera fecha sucedieron los acontecimientos, en la segunda la investigación. En la narración van intercalados y subiendo poco a poco la intensidad. Vamos conociendo acontecimientos del pasado, secretos y mentiras, corrupción y una tremenda maldad. Adolescentes difíciles, celos y amores que matan. Lo dicho, para mí, una gran novela que tiene la virtud de perturbar una tranquila lectura. Muy recomendable.

La autora:

Cathi Unsworth (1 de enero de 1969, Great Yarmouth, Reino Unido), además de escritora, es editora y periodista. Comenzó en el legendario semanario musical Sounds a los 19 años. Después trabajó en The Guardian, Financial Times, Dazed & Confused, Fortean Times Bizarreentre otros. Publica su primera novela The Not Knowing en 2005. En el 2007 publica la segunda The Singer, una magnifica novela punk noir. La tercera en el 2009 Bad Penny Blues, inspirada en los asesinatos sin resolver de Jack the Stripper. En el 2012, Weirdo (Bicho raro), la novela que hoy comentamos, a la que siguieron Without The Moon (2015) y That Old Black Magic (2017), su última novela. Además de dedicarse a la escritura, Cathi Unsworth aparece regularmente en programas de radio y televisión como The Culture Show, de BBC Two.


Anuncios