DEDICATORIAS

Hoy no vamos a escribir sobre ningún detective, sobre ninguno de nuestros sabuesos. Escribiremos algo sobre sus creadores, los autores que dan vida a nuestros investigadores. Vamos a reseñar algunas de sus dedicatorias, esas palabras de agradecimiento o reconocimiento que hacen los escritores antes de empezar a narrarnos sus historias. Algunas dedicatorias son a familiares o amigos, algunas son tristes y otras sosas, y algunas otras enigmaticas.

En “La leona blanca” Henning Mankell escribe: A mis amigos de Mozambique. En “El ojo de Eva” Karin Fossum: A mi padre. En “C de Cadaver” Sue Grafton: Para los hijos que me eligieron: Leslie, Jay y Jaime. En “Nombrar a los muertos” Ian Rankin dedica: A todos los que estaban en Edimburgo el 2 de julio de 2005. El escritor griego nacido en Estambul, Petros Markaris en “Defensa Cerrada”: A Josefina siempre. Patricia D. Cornwell en “Punto de partida” escribe sin ningún rubor: Con amor a Barbara Bush (por la diferencia que marcaste).

Enfín, nos reponemos un poco y seguimos:

Uno de casa, Lorenzo Silva en “La estrategia del agua” escribe: Para mis hijos. Para mis padres. En “No acosen al asesino” José María Guelbenzu: Al amigo inolvidable Juan García Hortelano. Andy Oakes en “El primer ciudadano”: Este libro está dedicado al club de futbol Manchester United, a sus jugadores, pasados y presentes….. a su entrenador, sir Alex Ferguson, y a la memoria del gran Matt Bubsy. Kathy Reichs, la creadora de la antropóloga forense Temperance Brenna, en “La huella del diablo”: A todos los que sobrevivieron a la gran tormenta de Quebec de 1998. Nous nous souvenons.

Y para ir terminando (por hoy):

Dennis Lehane en “Plegarias en la noche” dice: Para mis amigos John Dempsey, Chris Mullen y Susan Hayes, que me permitieron usar algunas de sus mejores líneas, y no me han demandado. Y para Andre, a quien echamos profundamente de menos. En “La hija del enterrador”, Elizabeth Bloom proclama: Dedicado a la memoria de Shakespeare, Perro Maravilla, 1992-2005, el mejor amigo para una niña y excelente numen. El gaditano Juan Bolea en “Los hermanos de la costa”: Para Belen y Belen.

Y la última:

Michael Connelly en “Último Recurso” dedica: A los detectives que han de asomarse al abismo.

Anuncios

KENZIE-GENNARO

La pareja de investigadores privados Patrick Kenzie y Angela Gennaro son los protagonistas de 4 novelas negras, negrísimas diria yo, del autor norteamericano Dennis Lehane.
Sus títulos: “Un trago antes de la guerra”, “Desapareció una noche”, “Plegarias en la noche” y “Abrázame oscuridad”.
Kenzie y Gennaro tienen su oficina en el campanario de la iglesia de San Bartolomé de Dorchester (Boston). Son pareja de detectives y pareja sentimental, después de haber sido amigos y tener muchas diferencias. Angela tenía un novio que la maltrataba. Patrick recuerda las palizas que le propinaba su padre. Nuestra pareja tienen como aliado a Bubba Rogowski, desequilibrado amigo capaz de ser de lo más tierno a ser un auténtico gorila, que además es experto en explosivos.
Duras narraciones y arduas investigaciones las de nuestra pareja, Kenzie-Gennaro, que transcurren en Boston (Massachusetts), desapariciones, secuestros de niños, asesinatos ……

Dennis Lehane nació el 4 de Agosto de 1966 en Boston, en el seno de una familia de origen irlandés. Estudió en un colegio jesuita antes de acudir al Eckerd College, y más tarde a la Florida International University. Aparte de la saga Kenzie-Gennaro, ha escrito otras novelas, destacando “Mystic River” y “Shutter Island” llevadas a la gran pantalla. Además es guionista de la aclamada serie de televisión “The Wire”.