Almas muertas

almas-muertas_056e2f88_800x1217El inspector de policía John Rebus es el protagonista de la novela Almas muertas (1999), del autor escocés Ian Rankin. De las veintidós novelas publicadas de esta saga Rankin/Rebus, ésta es la décima cronológicamente, nadie sabe porqué hasta ahora no había visto la luz en nuestro país (¡!)

Rebus es inspector de la policía de Edimburgo, concretamente en la comisaría de Saint Leonard’s. Está divorciado de Rhona. Tiene una relación con la doctora Aitken, aunque cada uno vive en su apartamento. Comparten cama y algún que otro Rioja. La hija de Rebus, Sammy, está en silla de ruedas recuperándose de un accidente. En casa escucha «The Sound of Love» de Tommy Smith. Conduce un Saab. Fuma diez cigarrillos al día, quiere bajar el número. De vez en cuando se come una barrita Mars. El Oxford es su pub favorito. En el Brattisani come fish & chips, pan con mantequilla y té.

Otros personajes:

Siobhan Clarke es una agente, siempre a la sombra de Rebus, que ha sido su mentor. Conduce un Rover 200.

Watson «el Granjero» es comisario. En su despacho tiene una botella de whisky de malta.

Tom Jackson es agente de proximidad de Greenfield. Tiene unos 45 años. Es robusto y tiene el pelo y el bigote grises. Sus ojos oscuros que le dan un aire de escepticismo perenne.

Bill Pride es inspector. De pelo rizado claro y bigote pelirrojo.IanRankin

Phyllida Hawes es otra agente. Alta y delgada.

Mairie Henderson es periodista. Ahora trabaja por libre. Tiene el rostro limpio, todo líneas bien definidas y tiene unos ojos rápidos y oscuros. Se lleva bien con Rebus.

Jim Stevens es otro periodista. Está a punto de jubilarse. Conduce un Astra.

Roy Frazer es un joven subinspector. De complexión fuerte, juega en el equipo de rugby de la policía. Lleva el pelo al rape y tiene una mandíbula prominente.

Jane Barbour, inspectora, conduce un Ford Mondeo color crema.

Gill Tampler, inspectora jefe. Ex amante de Rebus. Lleva mechas oscuras y un corte de pelo escalado. Sus ojos, verde esmeralda. Desprende seguridad.

Gates es patólogo. Se fuma una cajetilla diaria, tiene una apuesta con otro doctor: a ver quién se muere antes fumando lo mismo.

Comentario:

Me ha gustado mucho esta aplazada novela Dead Souls, Almas muertas en castellano. Escrita en 1999, hace veintiún años, se hace raro ver a Rebus más o menos joven y con mucha mejor salud que en las últimas entregas publicadas en nuestro país. En esta ocasión, nuestro sabueso protagonista tiene que enfrentarse a varias investigaciones a la vez: un pederasta reincidente, el inexplicable suicidio de un colega, la enigmática desaparición del hijo de unos amigos y, sobre todo, la de un peligroso psicópata deportado a Edimburgo por las autoridades estadounidenses. En algún momento la vida de Rebus corre peligro, es agredido y herido, pero está en forma. Es el mejor investigando, indagando, husmeando hasta que llega al final. Lectura muy recomendable, por supuesto para fieles a Rebus y para amantes de la novela negra de detectives con un protagonismo muy claro y conciso.
Y una vez completada esta saga ¡por fin! esperamos la vigésimo tercera entrega.

Rebus – Dead Souls (UKTV Play, con registro)

El eco de las mentiras

41khScTMErLEl policía retirado John Rebus y los inspectores Siobhan Clarke y Malcolm Fox son los protagonistas de la novela El eco de las mentiras (2018), del autor escocés Ian Rankin.

Rebus, que fue detective de la policía escocesa durante muchos años, está ahora jubilado. Lo que más hace es pasear con su perro Brillo por el parque Meadows. Tiene una enfermedad crónica pulmonar, lo que hace que se canse al subir escaleras. Utiliza un inhalador. Vive en Arden Street. Conduce un viejo, muy viejo Saab. Ha bajado mucho su consumo de alcohol, ha perdido nueve kilos, ha dejado de fumar y no para de masticar chicles. En casa escucha a Arvo Pärt y en el coche a Brian Erro. Presume de saberse todas las canciones de la cara B de todos los discos de los Rolling.

Clarke es inspectora de policía de la comisaría de Gayfield Square, aunque durante una investigación se traslada a Delitos Graves en la jefatura de Leith. Ha tenido un encontronazo con la Unidad Anticorrupción. Conduce un Vauxhall Astra. Recuerda que hace mucho que no va al cine, la última vez cuando pusieron la última entrega de La guerra de las Galaxias. Prácticamente durante toda su carrera política estuvo a la sombra de Rebus.

Fox es inspector, actualmente destinado en Gartcosh, la sede del flamante Campus de la Justicia Escocesa, el centro neurálgico de la policía. Es un lugar situado a sesenta y cinco kilómetros al oeste de la capital. A Fox, que es oriundo de Edimburgo, le parece estar en otro país. En un tiempo atrás tuvo problemas con el consumo de alcohol y quiso tener una aventura con Clarke.

Otros personajes:

Graham Sutherland es el inspector jefe del Equipo de Delitos Graves. Alto, de constitución atlética, ronda los 50 años. Tiene el pelo rubio y corto, una tez que había tomado el sol no hace mucho y una mirada que revela que no se le escapan demasiadas cosas. Viste un traje gris oscuro, una camisa blanca almidonada y una corbata azul marino.

Callum Reid es inspector. Pelirrojo y pecoso, algunos le llaman «Mr. Eficacia».

Dos sargentos: George Gamble, un hombre corpulento, que viste traje a cuadros, de tez rubicunda y mata de pelo alborotada; y Tess Leigthon, alta y muy delgada, de piel blanca como la leche y luciendo ojeras. Clarke duda si puede padecer anorexia.Edinburgh-Hosts-The-Annual-International-Book-Festival

Phil Yeats y Emily Crowther son agentes.

Mark Mollison es comisario, jefe de división en Edimburgo. De atronadora voz con acento de Glasgow. Mide más de un metro ochenta y tiene la cara llena de venas rotas, que desembocan en una nariz que no habría deshonrado a Rudolf el Reno.

Deborat Quan es patóloga. Es amiga de Rebus, le invita a cenar y prepara pasta y pescado, regados con pinot gris. Lleva una gran melena roja, apenas se maquilla.

Haj Atwal es jefe de la científica y Hamilton antropóloga forense.

Cafferty es un gánster reconvertido en empresario, dueño de muchas empresas, algunas rozando la legalidad. Toda la vida peleando con Rebus.

Comentario:

Me ha gustado mucho El eco de las mentiras. Es una novela policiaca en la misma onda que las anteriores de Rankin y su policía Rebus aunque, en esta ocasión, compartiendo protagonismo con la inspectora Clarke y el inspector Fox. Todo comienza cuando después de más de diez aparece asesinado un policía en el maletero de un coche y con unas esposas en los tobillos. Por otro lado, Siobhan Clarke está recibiendo amenazas, parece que por parte de la familia de un joven que la inspectora encerró por el asesinato de una mujer. Rebus, aún estando jubilado, no puede parar de husmear, de investigar hasta el fondo. Aunque está mayor, sigue siendo un extraordinario sabueso. Por supuesto, lectura muy recomendable para los amantes del género negro policiaco.

PD: Esta es la  vigésimo segunda entrega de la saga Rankin/Rebus  ¿sabe alguién por qué no está publicada en nuestro país la décima novela que lleva por título Dead Souls, en castellano Almas muertas?

Mejor el diablo

9788490568941John Rebus es el protagonista principal de la novela Mejor el diablo (2016), del escritor escocés Ian Rankin. Es la vigésimo primera entrega de esta saga, pero en España todavía no se ha publicado la décima, Dead Souls (1999) ¿Para cuándo?

Rebus está jubilado. Saca a pasear a su perro Brillo dos veces al día. Lleva siete días enteros sin fumar y está reduciendo el consumo de cerveza. Le han diagnosticado enfermedad pulmonar obstructiva crónica.  Tiene una pequeña mancha en un pulmón y está esperando que le den los resultados de una biopsia. Piensa que se ha convertido en un viejo testarudo.

Está cenando con la forense Deborah Quant, en el Galvin Brasserie Deluxe, del «Hotel Caledonian». John se toma un americano en el Starbucks de Forrest Road. Sigue yendo al «Oxford», aunque ahora solo toma media pinta sin alcohol. En casa escucha «Solid Air» de John Martyn; y en el coche «Kickback City«, de Rory Gallagher. Después de derribar una puerta dice que no cojea, que anda como John Wayne.

Otros personajes:

Siobhan Clarke, mano derecha y sucesora de Rebus, es inspectora en la comisaría de Gayfield Square. Conduce un Astra Vauxhall. Se toma algún gin-tonic y también le gusta la cerveza San Pellegrino. Se come un curry en «Pataka» y un cuenco de ñoquis en «Giuliano’s».

Malcolm Fox, inspector destinado ahora en Gartcosh, la División de Grandes Delitos. Antes estaba en Asuntos Internos. Se llevaba mal con Rebus, llegó incluso a investigarlo, y muy bien, con Clarke. Le gusta el zumo de tomate. Compra comida preparada, plátanos y la edición vespertina del periódico en Sainsbury’s. Ayuda económicamente a su hermana Jude, que tiene problemas con las apuestas.

Haj Atwal es el jefe de la policía científica. Tiene pinta de italiano, aunque sus padres son indios. Lleva la cabeza afeitada.

Sheila Graham es inspectora de la Agencia Tributaria. Tiene entre 30 y 35 años. Es rubia y mide un metro setenta. Viste una falda oscura y una blusa azul claro.

Alvin James es comisario, investigador jefe de Grandes Investigaciones. Enjuto, con pómulos prominentes y la cara pecosa. Tiene el cabello rubio rojizo y lo lleva impecablemente cortado y peinado. Parece un deportista, sin vicios y siempre abierto a un ascenso.Edinburgh-Hosts-The-Annual-International-Book-Festival

Deborah Quant es forense. Pelirroja de ojos azul claro. Lleva un año saliendo con Rebus, pero cada uno vive en su casa. Se toma un Bloody Mary antes de cenar.

James Page es inspector jefe; y Christine Esson, una agente del DIC de Edimburgo.

Ben McManus es subcomisario de Crímen Organizado y Antiterrorismo.

Morris Gerald Cafferty, un gángster, siempre huyendo de Rebus y atacándole al mismo tiempo. También se está haciendo mayor y está medio retirado. De cabeza enorme, con el pelo blanco rapado. Envuelto en un abrigo largo de lana negra y una bufanda roja. Debajo se adivina una camisa blanca con el primer botón desabrochado, que deja entrever el vello del pecho. De ojos pequeños y muy penetrantes. Amenaza con volver.

Me ha gustado mucho Mejor el diablo, pero cuando leo que Rebus ha dejado de fumar y que apenas bebe, he pensado ¡éste no es mi Rebus! y, además, con un problema pulmonar. Pero bueno, aún así, en esta ocasión investigando con Clarke y Fox, es capaz de encontrar una conexión de un caso actual con otro que sucedió hace veinte años y que se había cerrado en falso. Nuestro sabueso no para de interrogar a posibles culpables, siempre con esa intuición, cuando algo o alguien no le gusta, parece un auténtico mastín que por nada está dispuesto a soltar el hueso que tiene entre sus fauces.

A pesar de su jubilación, de su edad … deseamos larga vida al mejor husmeador, John Rebus.


Let it bleed

9788490561058El inspector Rebus es el protagonista de la novela Let it bleed (1995), publicada en España como Muerte helada, del escritor escocés Ian Rankin.

Es la séptima novela de la saga Rebus de las veintiuna publicadas.

En España han visto la luz diecinueve. Faltan la décima, Dead Souls (1999), y la última, Rather be the Devil (2016).

En «Muerte helada» John Rebus es inspector en la comisaría de St Leonard’s. Le pone un poco de Macallan al café. Desayuna en el coche camino del trabajo, café y un panecillo de beicon. Recuerda que le gustaban los puzles. Mientras da un paseo, tararea mentalmente «The Needle and the Damage Done«. En casa siempre está escuchando a los Stones. Recuerda a Keitel y De Niro en «Malas calles«. En el «Oxford,» su pub favorito, se toma media pinta de Caledonian Eighty y un whisky de malta doble, acompañado de los habituales Klasser y Dougary. Acude a la Biblioteca Nacional situada junto a George IV Bridge. Le acaban de instalar en el curro un ordenador nuevo, un PanoTech. Su hija Sammy, de veinte años, trabaja en el SWEEP, servicios sociales para ex convictos. En cierta ocasión Rebus, nuestro duro sabueso, derrama lágrimas estando con Sammy. En otro momento piensa que él jamás se suicidaría, que sería incapaz de quitarse la vida.

Otros personajes:

Siobhan Clarke, agente, conduce un Renault 5 color cereza. Policía siempre muy cerca de Rebus, tienen una relación especial.

Brian Holmes es sargento, siempre con su café y su donut; y su bufanda de lana azul.

Watson «El Granjero» es el comisario. Frank Lauderdale es el inspector jefe.

Allan Gunner, jefe de policía adjunto, conduce un Rover 800. Marie Henderson es periodista.

Alexander Gates es forense, con mucho sentido del humor. De figura imponente, su físico es más propio de un luchador que de un enterrador.

Curt es otro forense, que además da clases en la Facultad de Medicina y a estudiantes de Derecho. Tiene fama de no dormir nunca. Puedes llamar a cualquier hora del día y siempre está alerta.IanRankin

Alister Flower es inspector. Viste un traje azul claro con camisa a juego y una corbata blanca y negra con un motivo en zigzag, lustrosos mocasines marrones y calcetines de deporte blancos. Rebus piensa que es un capullo redomado. Algunos le llaman el «Hierbajo».

Gill Temper es comisaria, antigua pareja de John. Lleva el pelo oscuro, y con un corte desenfadado, que hace que unas largas medias lunas caigan sobre sus mejillas. Tiene los ojos verdes esmeralda. Va al gimnasio, sauna y masaje.

Me ha gustado mucho esta Muerte Helada. Rebus en plena forma, investigando en Edimburgo y alrededores, allá por el año 1995. Solo veintidos años han tardado en publicar esta novela en España, ¡ja! John sigue fumando y bebiendo y sigue siendo un auténtico poli picajoso y cabezota. Cuando se mete en una investigación no para hasta no tener al culpable dentro de sus fauces. En esta ocasión también aparecen sus dosis de humor, alguna vez negro, y su vida solitaria. Se queda dormido en el sillón del salón de su casa.

«Pocos inviernos en Edimburgo han sido tan largos y fríos como este y Rebus se halla atrapado en una red de intrigas que arroja más preguntas que respuestas. Algo se mueve en las altas esferas políticas y esta vez los culpables pueden encontrarse fuera del alcance de la justicia»

Perros salvajes

perros_salvajes_215x325El ex policía Rebus es el principal protagonista de la novela Perros salvajes (2015), del autor escocés Ian Rankin. Por esta obra ha ganado el X Premio RBA de Novela Negra.

John Rebus lleva jubilado un mes. Sigue visitando el bar Oxford y bebiendo IPA, su cerveza favorita, y Laphroaig. Ahora que está jubilado piensa qué hacer con su tiempo. Se sienta en una mesa de la cocina y confecciona una pequeña lista: hacerse socio de la biblioteca, explorar la ciudad, irse de vacaciones, empezar a ir a conciertos, organizar su colección de discos, sustituir ventanas podridas, cuarto de baño nuevo, cama nueva, moqueta del vestíbulo … aunque quizás lo más fácil sería un trasladado. Conduce su viejo Saab. Dice que fuma menos. Viste un abrigo tres cuartos de lana negra. No obstante, cuando una banda de gánsteres llega a la ciudad de Edimburgo, Rebus es contratado como asesor civil de la Policía.

Otros personajes:

Siobhan Clarke es inspectora de la comisaría de Gayfield Square. Ha trabajado siempre con Rebus, al que considera su mentor, aunque alguna vez no han estado de acuerdo. Conduce un Astra. Se toma una taza de té y un Twix. Lleva una larga bufanda de lana roja.

Malcom Fox es inspector en Saint Leonard´s. Ha trabajado en Asuntos Internos. Masca chicle. Bebe Appletiser. Se come un Bounty y una barrita Mars. En el coche escucha Classic FM. Es el pupas, cuando no le zurran los gánsteres, le pega un rodillazo una compañera. Fox me parece un personaje muy anodino, quizás para contrarrestrar la potencia del personaje de Rebus.

Big Ger Cafferty es un gánster que se ha pasado toda la vida peleando con Rebus. Ahora, como él, se está haciendo mayor. Compra curry y come directamente de los envases: rogan josh de cordero, arroz pilaf y saag aloo, regados con media botella de Valpolicella. Está intranquilo con la llegada de unos matones a la ciudad.

James Page es inspector jefe de Gayfield Square. Sorbe sonoramente todo lo líquido que se toma.Ian Rankin ganador del premio RBA de novela negra  FOTO FERRAN SENDRA

Doug Maxtone, inspector jefe de Saint Leonard´s. Desayuna un bocata de bacon y un té fuerte.

Deborah Quant es una forense pelirroja que se lleva muy bien con Rebus.

Albert Stout, ex corresponsal de sucesos de The Scotsman.

Me ha gustado mucho Perros salvajes. Es una novela con muchos personajes, malhechores, policías, asistentes sociales, periodistas, transportistas… y nuestro sabueso de cabecera, Jonh Rebus. A pesar de estar jubilado, se convierte en asesor de la policía y trata de desenmarañar una madeja que de pronto aparece y que se remonta varios años atrás. Hay un giro en la narración que te pone en vilo y ahí es donde aparece el Rebus investigador, cabezota, deductor, sagaz, que no suelta el cuello del culpable ni a la de tres, poco a poco pero sin descansar. Lo dicho, lectura muy recomendable para amantes de la buena novela negra.

Todavía quedan dos novelas de Rankin/Rebus sin publicar en nuestro país, Let it Bleed (1996) y Dead Souls (1999)

¿Hasta cuándo tendremos que esperar? ¿Acaso alguien lo sabe?

Noticia en TV3, con motivo de la concesión del Premio RBA de Novela Negra 2016 a Ian Rankin por esta novela.

Causas mortales

El inspector Rebus es el protagonista de la novela Causas mortales (1994), del autor escocés Ian Rankin. Decimoséptima entrega de esta saga, de las diecinueve que tiene publicadas. Es la sexta por orden cronológico.

Estamos en 1993 en la comisaría de Saint Leonards. Rebus es inspector. Mantiene una relación con la doctora Patience Aitken. Los domingos desayunan en la cama, con una bandeja sobre los edredones, comiendo cruasanes y leyendo periódicos. Visita de vez en cuando la iglesia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro. Lleva un tiempo bebiendo café descafeinado y whisky Talisker. En un videoclub alquila «Terminator» y «Eva al desnudo«. El Oxford es uno de sus pubs favoritos. Recuerda a su hija Sammy.

Otros personajes:

Siobhan Clarke es subinspectora. Conduce un Renault 5 de color rojo cereza.

Curt es patólogo forense. Fuma cigarros sin filtro.

Watson, el Granjero, es comisario.

Frank Lauderdale es inspector jefe. De traje impecable, camisa color malva y corbata de cachemira.

Brian Holmes, subinspector. Desayuna salchichas, panceta, huevos, tomate y pan frito.

Claverhouse es sargento de la BIC, Brigada de Investigación Criminal. Apodado «el sanguinario». Desgarbado y lento de movimientos, tiene unas bolsas oscuras bajo los ojos.

Yates es inspector del RUC, policía británica en el Ulster.

Conor Leary es párroco. Le gusta mucho la Guinness.

Marie Henderson es periodista. Viste una ancha camiseta blanca, una falda muy corta y ceñida, negra y de licra; y unas gruesas medias negras, cuyo dibujo vertical dejaba entrever motas de piel carnosa y blanca. Las gafas de sol subidas sobre la frente como una diadema.

Ormiston y Blackwood son inspectores.

Kilpatrick es el inspector jefe de la BIC en Escocia. Bebe Laphroaig.

Ken Smyle, también inspector de la BIC. Es originario de Fife, como Rebus.

Big Ger Cafferty es un gánster, está en la cárcel.

Carolina Rattray es de la Fiscalía. Alta, con el cabello largo y oscuro recogido en la nuca.

Me ha gustado mucho Causas Mortales, en la línea de las anteriores novelas de esta saga. En esta ocasión John Rebus, uno de nuestros sabuesos favoritos, tiene que encargarse de la investigación tras la aparición de un cadáver cruelmente torturado, en pleno Festival de Edimburgo. Los indicios apuntan a la autoría de un grupo de fanáticos sectarios y unionistas del Úlster. No obstante, el inspector Rebus no lo tiene nada claro. Lo dicho, lectura muy recomendable.

En esta sinrazón de publicar sin orden, quedan dos novelas de Rankin/Rebus por ver la luz en nuestro país, Let it Bleed (1996) y Dead Souls (1999).

El libro negro

El inspector Rebus es el protagonista de la novela El libro negro (1993), del autor escocés Ian Rankin. De esta saga Rankin/Rebus hay 19 novelas. 16 de ellas se han publicado en nuestro país. Por orden cronológico, ésta es la quinta.

John Rebus es inspector de policía en la jefatura de St Leonards, en Edimburgo. Está saliendo con la doctora Patience Aitken, aunque su relación tiene altibajos. Reaparece su hermano Mickey después de pasar un tiempo en la cárcel. John le deja que viva en el apartamento que tiene alquilado a unos estudiantes.
Le gusta la serie «Perdición» de la BBC2. Y suele ir a un salón de masajes, donde aprovecha para leer la Biblia.

Otros personajes:

Siobhan Clarke es detective, seguidora de los Hibs, conduce un Renault 5 rojo cereza. Siobhan acompaña a Rebus en todas estas novelas, de varias formas y maneras.

«Granjero» Watson es el comisario.

Lauderdale «Pedo» es inspector jefe.

Alister Flower es otro inspector que no se lleva nada bien con nuestro sabueso protagonista.

Brian Holmes es sargento, separado desde hace poco de Nell. Ha engordado algunos kilos. Escucha a Patsy Cline.

Peter Petrie es detective, inteligente, callado, metódico.

Robert Burns es sargento en Edimburgo Oeste, pelirrojo, pecoso, alto y corpulento.

Jack Morton es inspector en Falkirk, ciudad situada entre Edimburgo y Glasgow, ligeramente al norte de ambas.

Mairie Henderson es periodista. Mide 1,60. Le gustan mucho las albóndigas y los callos.

Me ha gustado mucho El libro negro, en la línea de las otras novelas protagonizadas por el policía Rebus. Un extraordinario personaje, reconozco que es uno de mis favoritos dentro del género negro, que en esta ocasión tiene que descifrar las anotaciones en clave recopiladas en un libro negro, que puede tener que ver con el incendio, hace varios años, de un conocido hotel, donde además se produjo un asesinato. Aparece Big Ger, un conocido gánster, muy poderoso y violento. Paralelamente conocemos las andanzas sentimentales y familiares, nada fáciles por cierto, de nuestro poli John Rebus.

Las tres novelas que quedan por publicar en nuestro país de esta serie son:

Mortal Causes (1994)

Let it Bleed (1996)

Dead Souls (1999)
  

La Biblia de las Tinieblas

El sargento detective John Rebus es el principal protagonista de la novela «La Biblia de las Tinieblas» (2013), del escritor escocés Ian Rankin. Es la decimoquinta entrega que se publica en nuestro país de este autor y su personaje, el policía Rebus.

Rebus ha vuelto a la Policía, ahora como sargento detective. Sigue conduciendo su Saab, fumando y tomándose sus pintas de IPA en el Oxford Bar. Como melodía en el móvil lleva una canción de B.B. King. En el coche escucha un CD de Mick Taylor; y en su casa «Sinner Boy» de Rory Gallagher. Para almorzar se come una empanada de carne de Greggs.

Otros personajes:

Siobhan Clarke, inspectora, ahora es la jefa de Rebus. Siempre se han llevado muy bien, aunque a veces han tenido sus diferencias. Está saliendo con un abogado, pero son demasiado diferentes. Conduce un Vauxhall Astra. Le gusta la ginebra con lima y soda; y en cierta ocasión come Rillettes de salmón y lomo de cordero.

Malcom Fox es de Asuntos Internos. En principio, no hace buenas migas con Rebus. En el pasado ha tenido problemas con el alcohol, pero ahora no lo prueba. Bebe agua, zumos y algún que otro capuchino.


James Page y Nick Ralp son inspectores jefes.

Eamon Paterson «Tocino», Dod Blantyre y Stefan Gilmor son algunos miembros de «La Biblia de las Tinieblas».

Deborah Quant es la nueva forense. De ojos azules, tiene las pestañas cubiertas de rímel y la tupida melena roja le cae hasta los hombros y un poquito más.

Christine Esson es una detective. Se está comiendo un sandwich de gambas y piensa:

«No conocía a John Rebus desde mucho tiempo atrás, pero sabía que era bueno en su trabajo, igual que un sabueso al que le dieran a oler la presa y luego lo soltaran para que hiciera aquello que mejor  se le daba. El papeleo, los protocolos y las reuniones presupuestarias no le iban a Rebus: no le habían ido nunca y eso no iba a cambiar. Tenía unos conocimientos informáticos rudimentarios y su trato con la gente dejaba mucho que desear, pero ella estaba dispuesta a mentir a James Page por él, y encajar la reprimenda si la pillaban. Porque era uno de esos polis de casta que en teoría ya no existían, una especie poco común en vías de extinción. 
Y echaría en falta a los de su raza cuando, como no podía ser de otro modo, desaparecieran por fin de la faz de la tierra.»
[Página 406]

Me ha gustado mucho esta «Biblia». Ha vuelto Rebus a la Policía con un rango inferior al que tenía. En vez de inspector, ahora es simplemente sargento detective. No obstante, lo que no ha cambiado para nada es su intuición, su perspicacia a la hora de analizar a los que pueden ser sospechosos. Dos investigaciones a la par, una actual y otra que se remonta muchos años atrás. Ha sido un placer volver a leer a uno de mis sabuesos favoritos ¡ Larga vida al policía Rebus !

Sobre su tumba

El detective retirado John Rebus es el protagonista de la novela «Sobre su tumba» (2012), del autor Ian Rankin. Es la decimocuarta entrega de esta saga publicada en nuestro país.

Rebus es un detective retirado. Había estado trabajando en casos pendientes. Ahora trabaja para la policía de Lothian y Borders en calidad de civil. Vive en Marchmont, Edimburgo. Está más viejo y gordo. Fuma Silk Cut. Bebe cerveza IPA. Y whisky. Sigue conduciendo su viejo Saab. En su coche escucha un CD de Jackie Leven, y en su casa discos de Pentangle, Rory Gallagher, el «Astral Wecks» de Van Morrison, o a Bert Jansch. Se come una ración de pastel de carne con patatas y té.

Otros personajes:

– Siobhan Clarke, poli de la comisaría de Gayfield Square. Conduce un Audi. Seguidora del Hibernian. Le gusta la ginebra con limonada y soda. Ha estado trabajando varios años al lado de Rebus. Entre ellos hay una química especial.

– Gowan es el actual jefe de Rebus. Un trepa en toda línea. Sentado no le llegan los pies al suelo. Lleva unos calcetines rojos de cachemira y unos relucientes zapatos de piel negra. El traje gris no le sienta nada bien, las hombreras eran excesivas y las solapas demasiado anchas.

– Peter Bliss es otro poli, a quien parece que le costaba respirar incluso en reposo. Pero hace veinte años que ya tenía aquel jadeo, y puede que hace cuarenta también. Es un poco mayor que Rebus. De prodigiosa barriga. Le gustan los bocadillos de gambas con salsa rosa.

– Elaine Robinson es una agente del mismo grupo. De cincuenta años. Tiene dos hijos que ya se han ido de casa. Recientemente ha empezado a teñirse el pelo.

– Ken Lochrin es un policía que lleva tres años retirado.

– Gillian Dempsey es inspectora jefe. Ronda los cuarenta, pechugona, con gafas y una melena rubio ceniza a la altura de los hombros.

– Malcolm Fox, de Asuntos Internos. Unos veinte años más joven que nuestro sabueso protagonista. Bebe Appletiser, jamás alcohol. Rankin inició con este personaje una nueva saga en la novela «Asuntos internos«. Desde luego en esta novela nuestro amigo Malcolm parece un auténtico gilipollas.

Me ha gustado mucho «Sobre su tumba», la vuelta del inspector John Rebus, a quien suponía jubilado o desaparecido para siempre. Trata de una investigación muy intensa, larga y enrevesada, y ahí aparece nuestro detective, ya retirado pero más en forma que nunca. Como siempre, se lleva mal con sus superiores; y los de Asuntos Internos lo tienen en su punto de mira. Sigue teniendo amigos de muy dudosa reputación como el ex ganster Cafferty. Tengo que decir que quizás no sea objetivo al hablar de esta novela, ya que la saga Rankin/Rebus es una de mis favoritas, pero os la recomiendo encarecidamente. Narración negra de muy alto calibre.

STRIP JACK

El inspector de policía John Rebus es el principal protagonista de la novela «Jack al desnudo», cuyo título original es «Strip Jack» (1992), del autor escocés Ian Rankin. Es la decimotercera de esta saga que se publica en nuestro pais, de las diecisiete que componen su totalidad.  Podéis ver las anteriores en otras entradas de este mismo blog.

En esta ocasión encontramos a Rebus enrollado sentimentalmente con la doctora Patience Aitken, que vive con su gato Lucky, y a la que le gustan las novelas románticas. Eso sí, él sigue en su apartamento de Marchmont, aunque cada vez visita más a Pati en Oxford Terrace. Rebus tiene la tensión alta. Lleva una temporada comprando muchos libros. Sigue dándole a la cerveza y en esta ocasión se toma una en el Sutherland Bar. Deja claro que le gustan más los Rolling Stones, sobre todo los primeros discos, que los Beatles. Su coche es un auténtico desastre, le cuesta arrancar o no le funcionan los limpiaparabrisas. Durante esta narración, nuestro Rebus recuerda en un par de ocasiones la escena de la cocina en «El cartero siempre llama dos veces«.

Otros personajes: El comisario Watson, alias «Granjero», presbiteriano, cristiano de las Highlands. Bebe mucho café por las mañanas y mucho wiskhy por las tardes. Lauderdale es inspector jefe, uno de los cabrones más agrios con los que ha trabajado Rebus, de figura esquelética y rostro sin sangre. Huele siempre muy mal, le han puesto como apodo «Pedo». Brian Holmes es sargento detective, recién ascendido, escucha Sargeant Pepper, está casado con Nell Stapleton, que es bibliotecaria de universidad. También aparece el patólogo de la policía, el doctor Curt. El sargento detective Knox. El periodista Chris Kemp. Y brevemente, el inspector George Flight, de la policía de Londres.

Me ha gustado «Jack al desnudo», como las anteriores del tándem Rankin/Rebus. Lo que comienza siendo sin más una redada en un prostíbulo de Edimburgo, se convierte en una larga y ardua investigación, llevada a cabo por Rebus, y encontrándose por medio un prestigioso político local y dos mujeres que aparecen muertas. Excelente nuestro sabueso dejándose guiar por su intuición y haciendo gala de un agudo sentido del humor.