La tragedia del girasol

esl91831El inspector de policía Bianquetti es el protagonista de la novela La tragedia del girasol (2018), del escritor gaditano Benito Olmo.

Bianquetti está suspendido dos años de empleo y sueldo por algo que ocurrió en un pasado reciente (léase su anterior novela La maniobra de la tortuga). Ahora ejerce como investigador privado. Sigue aborreciendo el viento de Levante y la humedad permanente de Cádiz. Conduce un Kadett. Está tratando de dejar de fumar. Ha reducido su consumo de veinte a dos cigarrillos al día. Nuestro sabueso mide dos metros y calza un cincuenta. Su hija, Sol, que vive en Madrid, quiere ser policía.

Bianquetti se toma unas cervezas en el bar “El Serrallo” mientras ojea la prensa escrita. Con Cristina, enfermera con la que tiene una intima relación, se pide un cortado en la cafetería “El Aljibe”. Para compartir, compra unas hamburguesas en el McDonald’s del centro comercial “El Paseo” y, en otra ocasión, en el “Bienmesabe” de El Puerto de Santa María. Su arma favorita es el revólver .357.

Otros personajes:

Morgado es un veterano policía que se lleva bien con Bianquetti. Lleva el archivo de la comisaría de Cádiz. Lee el Marca. En la cafetería del hotel Senator se pide un Jim Beam.

Silva es inspector, de aspecto trasnochado. Parece más un modelo que un policía, con su barbita perfectamente recortada, sus zapatillas de marca y una chaqueta de cuero muy ceñida. Conduce un Citroën. Bebe Coca-Cola.Benito-Olmo-4-Cristina-Chaparro

Palacios es un poli de la judicial, rechoncho, viste un elegante blazer de color azul marino.

Medina es el forense.

Y los Ferraro, Gregory, Caracerdo, Andrade, Peter Pan y el del táser.

Comentario:

Me ha gustado mucho La tragedia del girasol. Es una novela que va de menos a más, a medida que nuestro inspector Bianquetti, convertidor en detective privado, va profundizando en una investigación en la que no quería meterse. Todo empieza cuando le proponen proteger a un importante empresario que viene a pasar unos días a Cádiz. Lo que parecía un trabajo sencillo y rutinario, se convierte en un caso en el que aparecen varios asesinatos, mafias y empresarios señores de la droga. En esta ocasión nos encontramos con un Bianquetti permanentemente malhumorado, duro y a veces violento. No obstante, es un excelente sabueso incapaz de dejar de perseguir a su presa hasta que no la tiene entre sus colmillos, aunque le cueste alguna que otra paliza. Al final de la novela,  un giro sorprendente y un desenlace con sorpresa. Lo dicho, lectura policiaca muy recomendable ¡Larga vida al comisario Bianquetti!

Vídeo cortesía de Atrapalibros

Anuncios

La maniobra de la tortuga

El policía Manuel Bianquetti es el protagonista de la novela La maniobra de la tortuga (2016), del autor gaditano Benito Olmo.

El inspector Bianquetti ha sido trasladado desde Madrid hasta la comisaría de Cádiz. Mide más de dos metros, tiene ojeras. Está destinado en el archivo, va a su aire, hasta que aparece el cadáver de una joven de 16 años y, aunque no le corresponde la investigación, no duda en implicarse hasta el fondo. Suele conducir un desvencijado Opel Kadett del parque móvil de la policía. Desayuna en una tasca, El Candil, al final del Paseo Marítimo. En algunos lugares fuma, saltándose la ley antitabaco, con la consiguiente bronca del dueño del local. Lo que más le gusta de la gastronomía gaditana son las tortillitas de camarones, que suele comprar por docenas y comer en el coche. Recuerda a su ex mujer Patricia y sobre todo a su hija Sol, que fue asaltada y violada. Cuando apareció el cadáver de su maltratador, él fue trasladado a Cádiz. Suele llevar encima una Magnum.357. De forma ocasional le gusta visitar burdeles.

Otros personajes:

Miguel Morgado es el agente que trabaja con Manuel en el archivo. Se toma varios cafés de la máquina. Tiene un Samsung de última generación. Suele estar en Internet entre las páginas del Marca y del Mundo Deportivo. Está divorciado y tiene una hija.

Roberto Silva es inspector de la misma comisaría. De poco más de 30 años, con un porte atlético y una barbita perfectamente recortada, que le hace parecer más un modelo que un policía. Sus vaqueros desgastados, su camisa de firma y la funda sobaquera en la que lleva el arma refuerzan esa sensación.

Medina es el médico forense.

Tejada el comisario, sexagenario, de pelo blanco y escaso.

Roque es periodista de “El Eco de Cádiz”. Fuma Ducados.

Cristina es una víctima de la violencia de género, que trata de recuperar su vida.

Me ha gustado mucho La maniobra de la tortuga. Clásica novela negra, policía, asesinato, investigación. Un buen personaje, el irreverente inspector Bianquetti, y una buena ambientación de la ciudad de Cádiz  y alrededores. A lo largo de esta narración vamos conociendo a empresarios y a policías corruptos. También a maltratadores y violadores de mujeres amparados por el dinero de familias muy poderosas e influyentes. Bianquetti es un policía marcado por su pasado, luchando contra viento y marea. Como fondo de escenario, el fuerte viento de Levante muy presente en toda la novela.

Benito Olmo nace en Cádiz en 1980. Además de escritor, ha trabajado como corrector, editor, columnista y colaborador en varios medios como la revista Fiat Lux y el portal literario ¡A los libros! También es autor de las novelas Caraballo (2007) y Mil cosas que no te dije antes perderte (2011).