Recursos inhumanos

untitledUn directivo en paro, Alain Delambre, es el protagonista de la novela Recursos inhumanos (2015), del escritor parisino Pierre Lemaitre.

Delambre tiene 57 años. Fue un importante directivo, director de recursos humanos en Bercaud, una empresa de bisutería. Ahora lleva cuatro años en paro, aunque trabaja de madrugada unas horas en Mensajerías Farmacéuticas cobrando muy poco y en negro. En Navidad hace de Papá Noel en Trouv´tout, un supermercado de electrodomésticos. De estos trabajillos no saben nada en casa. Está casado con Nicole y tienen dos hijas, Mathilde y Lucie. Alain padece ciática.

Otros personajes:

Mehmet Pehlivan es turco, trabaja con Delambre en las Farmacéuticas. Lleva en Francia diez años, pero tiene menos vocabulario que un niño de esa edad. Es de los que cuando progresan se identifica con sus superiores y pasa de inmediato a despreciar a sus antiguos compañeros.

Kaminski es ex poli, agente del RAID (Recherche, Assistance, Intervention, Dissuasion). Es experto en negociar con rehenes.

Olenka Zbikowski, es becaria de BLC Consulting. Muy guapa, sobre todo con maquillaje.

Charles trabaja con Delambre. Está alcoholizado, vive en su coche, un Renault 25 rojo vivo.

Morisset es brigada de prisiones.

lemaitre

Bebeta, un presidiario negro, de unos 30 años, mide casi dos metros y pesa más de 130 kilos de músculo. Se encuentra a la espera de juicio por haber matado a un proxeneta rumano a puñetazos .

Gregory es yerno de nuestro protagonista, está casado con Mathilde. Es una especie de gestor de créditos personales, con el pelo peinado hacia atrás,  no se lleva nada bien con su suegro.

Me ha gustado mucho Recursos inhumanos. Es una narración sobre la vida de un parado de casi 60 años al que de pronto se le presenta, según cree él, una gran oportunidad. Le contrata en una empresa para trabajar en su puesto de siempre, en el departamento de recursos humanos, pero antes tiene que participar en un juego de rol. Se trata de un simulacro de toma de rehenes, junto con los demás candidatos al puesto. Crudeza, realismo brutal, dosis de humor negro, el lado más inmoral del mundo empresarial y los efectos perversos del desempleo en cualquiera de nosotros. Lo dicho, novela dura pero muy recomendable, escrita por un gran Pierre Lemaitre.

Esta novela, Recursos inhumanos, consiguió el Premio de Novela Negra Europea y Premio SNCF de Novela Negra.

Anuncios

Camille

El comandante de policía Camille Verhoeven es el personaje protagonista de la novela Camille (2012), del autor parisino Pierre Lemaitre.

Nuestro sabueso tiene 50 años, mide 1,45 de estatura, es calvo y tiene una mirada que a veces es gélida como un cuchillo, siempre con su gabardina y su sombrero. Tiene una gata, Doudouche. Le gusta dibujar bocetos de todas las personas a las que conoce. Es el protagonista principal de esta cuarta y última entregar de la saga Lemaitre/Verhoeven.

Camille está saliendo con Anne Forestier, una ejecutiva que viaja mucho por cuestiones de trabajo. Se conocieron en un restaurante, después de una bronca que tuvo Anne con el dueño del local. Tiene 40 años, para Camille es una preciosidad. Delicadamente morena, con ojos verde claro y una sonrisa arrebatadora. Una mujer fracamente luminosa. Con hoyuelos. Y sus gestos lentos, elásticos, que provocan unas ganas irreprimibles de tocarla porque todo en ella parece redondo y firme: sus senos, sus nalgas, su pequeño vientre, sus muslos. El comandante Verhoeven parece que está muy colado por la señora Forestier, aunque de vez en cuando sigue acudiendo a su mente el recuerdo de su ex mujer, Irene.  

Se puede decir que, en esta ocasión, la investigación corre casi exclusivamente a cargo de Camille. De su equipo, el elegante millonario y excelente policía Louis Mariani tiene muy poca participación; al igual que Armand, que tiene un cáncer de estómago en estado avanzado. Por lo que respecta a Maleval, ha sido expulsado de la policía y después ha sido detenido varias veces por diferentes motivos, como posesión de drogas, asaltos y proxenetismo.

Le Guen ha ascendido a comisario jefe. Es un auténtico mastodonte, que se acaba de casar por sexta vez con la que fue su segunda mujer. Michard es la nueva comisaria, que a Camille le recuerda a una oca balanceándose. Tiene un culo inmenso.

Krysztofiak es el técnico de identificación; Nguyen es forense; y el juez Pereira, con sus ojos azules, nariz demasiado larga y orejas de perro.

Me ha gustado mucho Camille, a tono con las anteriores novelas, Irene, Alex y Rosy & John. Comienza con una escena frenética y, a mitad de novela, nada es lo que parece y con un desenlace magistralmente ejecutado. El personaje del comandante Verhoeven me parece que está muy logrado. En algunos momentos rezuma tristeza e incluso sufres con él, pero es un magnífico policía, un investigador que no se da nunca por vencido y con un gran poder de deducción. Para mí, una gran novela negra, muy recomendable. Chapeau monsieur Lemaitre.

https://books.google.es/books?id=kMTWCwAAQBAJ&lpg=PP1&dq=pierre%20lemaitre&hl=es&pg=PP1&output=embed

Rosy & John

El comandante de policía Camille Verhoeven es uno de los protagonistas de la novela Rosy & John (2013), del autor parisino Pierre Lemaitre.

Verhoeven es comandante de policía en Paris. Mide solo 1,45 metros. De brillante calvicie y mirada cortante. Ha estado unos días de vacaciones en Monfort. Vive con su gata atigrada Doudouche. Lleva un corto tiempo saliendo con Anne. Le gusta pintar y dibujar todo lo que le llama la atención de la vida cotidiana (rostros, siluetas, expresiones, los detalles de las cosas). No le gusta la música. Bebe whisky.

Otros personajes:

Louis Mariani, poli de la misma brigada, es la mano derecha de Camille. Millonario, culto, un romántico en el fondo. Siempre presenta unos informes impecables, precisos y argumentados, sin tacha. Le gustan los trajes de Armani.

Le Guen es comisario, un paquidermo shakesperiano de andar pesado pero de mente despierta.

Peletier es comandante de la Brigada Antiterrorista.

Basin es el responsable del laboratorio central de la Prefectura. De unos 50 años, alto y robusto. Jugaba al rugby de joven, pero no pudo llegar a profesional porque tenía manos de pianista. Ahora se pasa la vida desactivando artefactos explosivos.

Forestier es otro artificiero, un veterano que perdió un dedo en Kosovo.

Depremont es abogada. Una mujer de bandera, de esas que te dejan con la boca abierta cuando aparece. De rostro perfectamente triangular, con pómulos altos y una mirada de un verde nunca visto.

John Garnier, Jean, es un joven de 27 años. Rosie su madre. Y Clemence Kriszewckanszki, la única testigo.

Me ha gustado mucho esta pequeña joyita Rosy & John. Digo pequeña por que sólo tiene 160 páginas con muchos espacios en blanco. Me la leí en dos sentadas. Como cuenta el autor, esta novela surge cuando la editorial SmartNovel le propone escribir un folletín para smartphone, con episodios que no debían sobrepasar las tres páginas de una pantalla normal. Es decir, el tiempo medio que pasa un parisino en el metro entre dos trasbordos. El texto se tituló entonces Les Grands Moyens.

Esta historia, una vez liberada de las exigencias de la edición digital, se convirtió en Rosy & John cuando fue publicada por Livre de Poche con ocasión de su sexagésimo aniversario. Cronológicamente esta situada entre Alex y Camille.

Es una narración que casi no puedes dejar de leer. Me ha parecido una idea muy original, que inicialmente te impacta, te mantiene expectante, y que tiene un desenlace inesperado y muy bien construido. Muy recomendable.
Por cierto Rosy & John es una canción de Gilbert Bécaud.

Irène

El comandante de policía Camille Verhoeven es el principal protagonista de la novela Irène (2006), del autor parisino Pierre Lemaitre.

Camille es comandante de policía de la Brigada Criminal parisina. De rostro largo y marcado. Calvo como una bola de billar. Muy bajito, 1,45 metros. En casa tiene libros de Simenon, Horace McCoy o James Hadley Chase. Le gusta dibujar retratos, le viene de familia, su madre era una excelente pintora. En el escenario del crimen le viene a la mente el recuerdo de “Saturno devorando a sus hijos” de Goya. Irène es su mujer.

Otros personajes:

Armand, poli de la brigada de Camille. Delgado, de grandes orejas, muy muy tacaño.

Louis, también de la  misma brigada. Es rico por herencia. Rubio, peinado con raya a un lado.

Maleval es el agente más joven del grupo, de unos 26 años. Con encanto, le gusta la noche, las chicas…

 Le Guen es el jefe. Grandote. Se lleva muy bien con Camille

Cob es un policía experto en informática, de unos 40 años.

 Bergeret es el responsable de la policía científica. De bonito rostro obtuso. Ha sido militar.

Deschamps es jueza. De unos 50 años, delgada, elegante y de una fealdad  desorbitada. Viste ropa cara.

N´Guyen es del instituto forense.

Édomard Crest, profiler. Viste traje gris con chaleco.

Timothy Gallagher es un policía escocés. De 50 años, moreno y enjuto, de sonrisa agradable.

Philippe Buisson es periodista. es un tipo alto, de unos 30 años, vestido a la moda. Tiene demasiado encanto. Retorcido. Inteligente.

Me ha gustado mucho Irene, extraordinaria y dura novela negra. En la linea de Alex, la anterior o posterior novela de este mismo autor. Me parece inconcebible que se haya salido publicado en nuestro país esta Iréne después de Alex, cuando cronológicamente es al revés ¿Un fallo? ¿Desinterés o desidia de la editorial? En cualquier caso estamos ante una intrigante narración. Un asesino en serie que elije sus puestas en escena criminales de libros de género negro muy conocidos, como por ejemplo “La Dalia Negra” de Ellroy. Prácticamente hasta el último capítulo no sabes quién es el asesino. Lo dicho, una extraordinaria trama, un fabuloso personaje, el comandante Camille, con un desenlace terrorífico. Muy, pero que muy recomendable.

https://books.google.es/books?id=NbO-BwAAQBAJ&lpg=PP1&dq=pierre%20lemaitre&hl=es&pg=PT6&output=embed

ALEX

El comandante de la policía francesa Camille Verhoeven es uno de los protagonistas de la novela “Alex” (2011), del escrito parisino Pierre Lemaitre.

El comandante Camille es un hombre muy bajito, apenas mide 1,45. Está calvo. Vive en el quai de Valmy con una gatita atigrada, Doudouche. Su mujer, Irene, desapareció estando embarazada de ocho meses y apareció muerta, asesinada, 10 horas después. Camille entró en una gran depresión. Con este caso empieza a sentirse mejor. Nuestro comandante está continuamente haciendo dibujos, retratos. Su madre fue una excelente pintora.

Otros personajes:

Jean Le Guen es el comisario. Monumental, pesa cerca de 130 kilos, enorme, paquidérmico, con unos grandes mofletes de hámster. Su mirada clara rebosa inteligencia. Es un hombre extremadamente seductor. Está cuatro veces divorciado.

Louis Mariani, poli en la Criminal, muy amigo de Camille, en el pasado trabajaron juntos. Tiene 34 años y es millonario. Es un chico de buena familia, se ha educado en las mejores escuelas y estudió con los jesuitas. Tiene un tío arzobispo y otro que es diputado de extrema derecha. De aspecto juvenil y muy elegante. Viste traje Brook Brothers, corbata Louis Vuitton y zapatos Finsbury.   

Armand es el otro agente de la brigada. También trabajó con nuestro comandante. Es un hombre exageradamente delgado, de aspecto triste y con una avaricia patológica que le ha gangrenado la existencia. Un tacaño hasta más no poder. Nunca paga una ronda y siempre está pidiendo tabaco. Como policía es una hormiga infatigable. Si le dan el listín telefónico de cualquier ciudad, un año después habrá comprobado todos los números abonados. Parece comprar su vestuario en la liquidación de restos del Socorro Popular, la asociación que lucha contra la pobreza y la precariedad.

Vidard es juez. Es un tipo envarado, de unos 30 años. Delgado, impecable, viste un traje de rayas finas, mocasines y gemelos de oro en los puños de la camisa. Y según Camille es tolerablemente gilipollas.

Norbert es comisario del RAID, unidad de élite de la policía nacional francesa. Lleva el cráneo afeitado y sus andares son felinos.

Alexandre es un joven agente en prácticas. Muy alto y dinámico.

Y por último, Alex, una joven de 30 años, que en su MP3 escucha Nobody´s Child y a la que le gusta el vino de Alsacia. Ella es más inteligente que su verdugo. Ella no perdona. Ella no olvida nada ni a nadie.

Es de lo mejorcito que he leído últimamente. Esta “Alex” me ha parecido una auténtica novela policíaca. La primera mitad trepidante, no podía dejar de leer capítulo tras capítulo. La segunda, una extraordinaria investigación del comandante Camille Verhoeven y su grupo. Excelentes personajes. En el desenlace, después de varias vueltas de tuerca, nada, o casi nada, es lo que parece. Lo dicho, una novela negra muy muy recomendable.

Pierre Lemaitre nace el 19 de abril de 1951 en París. Estudió psicología y dedicó una gran parte de su carrera a la formación profesional de adultos, enseñando comunicación y cultura general, además de literatura destinada a bibliotecarios. Guionista de cine y televisión. Aparte de “Alex” tiene otras cuatro novelas protagonizadas por el policía Verhoeven, todavía no publicadas en nuestro país. Aparte de esta saga, tiene varios libros publicados y traducidos, como por ejemplo “Robe de mariée”, en castellano “Vestido de novia” publicada el año pasado en España; o “Au revoir là-haut”, titulada aquí “Nos vemos allá arriba”, novela con la que consiguió ganar el prestigioso premio Goncourt en el año 2013.