Delito en la piel

IMG_20180605_084326El inspector Andy Martin es uno de los protagonistas de la novela Delito en la piel (2006), escrita por la autora escocesa Val McDermid.

Martin es inspector jefe de crímen organizado, Departamento de Delitos Mayores, de la ciudad de Londres. Se suele tomar alguna copita de brandy y compra comida en el mejor restaurante chino de la ciudad.

Otros personajes:

Ben Wilson, sargento, amigo y hombre de confianza de Martin. Casado, con dos hijos. Masca chicle. Una pelusa rubia cubre su cabeza calva.

Stella Marino, doctora forense. Tiene una peculiar relación con nuestro inspector protagonista. Alta, de espeso cabello negro con una distintiva mecha plateada que le cae sobre una de las orejas.

John Burton es inspector y Kirsty Blythe, una agente.

Shanky es un confidente de la poli.2017_33_q_a

Jack Farrel es el otro protagonista de esta historia. Un gánster que controla grandes cantidades de drogas, armas, putas y porno. Sale a correr, hace unos largos en la piscina, un poco de sauna y todos los días desayuna impartiendo órdenes a sus hombres de confianza, Danny Chu y Francis Riley. Farrel está casado con Martina y tienen una hija.

Comentario:

Me ha gustado Delito en la piel. Es un libro adquirido en un rastrillo solidario. Una novela corta escrita en el 2006 dentro de la iniciativa Quick Reads, encuadrada en el día Mundial del Libro 2006 y en la que autores de reconocido prestigio escriben novelas cortas para potenciar la lectura. Es un relato típicamente negro policial, donde un inspector de policía persigue durante años a una banda de gánsteres. Un día, después de un incendio, aparece muerta la hija del jefe de la banda y todo se pone patas arriba. Con una gran sorpresa para rematar esta cortita narración. Me lo he pasado muy bien leyendo Delito en la piel, de una de las maestras de la novela negra Val McDermid.

Y traducida por Toni Hill !


Anuncios

El canto de las sirenas

El psicólogo Tony Hill y la detective Carol Jordan son la pareja protagonista de la novela “El canto de las sirenas” (1995), de la autora escocesa Val McDermid.

Tony Hil es psicólogo experto en estudios de mentes criminales. De pelo oscuro, suele llevarlo corto con la raya a un lado, y la barba de tres días. Sus ojos son de un color azul profundo, con ojeras. Mide algo más de 1,70 metros. Delgado. Buenos hombros. Caderas estrechas. Viste con trajes muy pasados de moda. Duerme con un edredón de plumas y un pijama holgado. Colabora con el Ministerio del Interior, dentro de la Unidad Nacional de Criminología.  Mantiene relaciones pornográficas por teléfono con una extraña mujer. Desde joven tiene disfunciones sexuales, problemas para tener y aguantar una erección. Le gusta la cerveza Boddingstons fría. Cuando está solo para comer saca del frigo una bandeja de plástico de lasaña congelada. Con Carol se comen unas cebollas bhaps y un pollo pakora, en el café asiático de Greenholm. Y suele gustarle tomar una copita de brandy cuando está tumbado en la bañera.

Carol Jordan es detective de policía en la pequeña ciudad de Bradfield. Vive con su hermano Michael, que es experto en informática, y con un gato negro al que llama Nelson. Es rubia. Viste unos vaqueros negros Katharine Amet, una camisa de lino de color crema de French Connection, y un jersey de canalé gris de la sección masculina de unos grandes almacenes. Es cinturón negro en Cluedo. Ha veraneado en la isla de Itaca. Toma el café solo sin azúcar. Escucha en el coche a Elvis Costello y canturrea “te burlas y flirteas… y brillas como los botones de tu camisa verde”.

Otros personajes: John Brandon es comisario del Departamento de Homicidios de la Policía Metropolitana de Bradfield, de rostro apesadumbrado, de no haber elegido trabajar como policía, habría sido candidato ideal para director de funerarias. Mide casi 1,90 metros, delgado, más bien huesudo, de ojos oscuros, mirada profunda, peina canas prematuras, grises como el acero. Derek Armthwaite es comisario en jefe, de fulgurantes ojos azules, y con un espíritu ultraconservador. Tom Cross, subcomisario, alias “Popeye Cross”, con dos ojos saltones como dos huevos duros, con panza de cervecero. El pelo, de color pardo, le clareaba en la coronilla, como si se tratase de la tonsura de un monje. Don Merrick es sargento. Dave Woolcott es detective, calvo. Kevin Matthews, poli de rebeldes rizos pelirrojos que se acuesta con Penny Burgess, periodista del “Sentinel Times”, a la que gusta mucho meter la narices en noticias que tienen que ver con la policía y sus investigaciones. A Penny también le gusta mucho el chardonnay californiano.

Me ha gustado “El canto de las sirenas”. Típica novela negra con asesino en serie. En esta ocasión con un homicida muy brutal y sanguinario. Escoge a sus víctimas y las tortura terriblemente antes de matarlas. Entre sus artilugios de tortura se encuentra alguno que utilizó en su día la Inquisición española. Aunque no se describen muy detalladamente estos momentos de violencia inusitada, sí que resulta una narración dura y fuerte. Es la primera novela, aunque escrita en 1995, que se publica en nuestro país de esta autora con los protagonistas Hill y Jordan. A éstos les falta un poco de fuerza, pero en general me han gustado. Veremos cómo evolucionan si se publican las siguientes entregas de esta saga. Ya tiene siete escritas, que ha tenido mucho éxito en varios países de Europa. La popularidad de estos libros llevó a que se rodara en el Reino Unido la serie de televisión “Wire in the blood“. Lo que digo, muy recomendable y, en algunos capítulos, muy dura.

Val McDermid nace el 4 de junio de 1955 en Kirkcaldy, una pequeña localidad de tradición minera de la costa este de Escocia. Tras estudiar Literatura inglesa en Oxford, ejerció como periodista en diversos diarios durante más de quince años. En el año 1995 ganó el Premio Gold Dagger con esta “El canto de las sirenas”. Sus obras, centradas sobre todo en los aspectos psicológicos del crimen, han tenido mucho éxito, a destacar “Lugar de ejecución” (1994), “Asesino de sombras” (2004), “Un eco lejano” (2006), “Delito en la piel” (2007), “El cuerpo tatuado” (2008) o “Un terriorio oscuro” (2011).

KAREN PIRIE

La inspectora Karen Pirie es la protagonista de la novela “Un territorio oscuro” (2008), de la autora escocesa Val McDermid.

Karen trabaja en la comisaria de Glenrothes, en el Departamento de Casos por Resolver. Karen se ve a sí misma como una mujer un poco metida en carnes, embutida en un traje de “Marks and Spencer” y con el pelo castaño necesitado de una visita al peluquero. Tiene ojos azules con toques de color avellana. Viste casi siempre con trajes de chaqueta, alguno comprado en las rebajas de Hobbs, en Edimburgo. Come en el restaurante pastel de carne con guisantes y patatas nuevas. Cuando se reúne con sus amigos pide Curry, y pescado cuando cena sola en casa. Bebe Coca Cola light de la máquina en el curro, y en casa se abre una botellita de vino tinto shiraz australiano. Mira DVDs de “Sexo en Nueva York” y también le gusta el fútbol y películas antiguas.

Otros personajes: Phil Parhatka, otro inspector, sargento, de 34 años. A Karen, Phil le recordaba a Matt Damon, en flaco y más moreno, tiene la nariz y el mentón prominentes, las cejas rectas. A su descendencia polaca debía Phil su cabello oscuro, los ojos castaños y la piel pálida y tosca. Lleva un piercing en el lóbulo de la oreja izquierda que, cuando no estaba de servicio, solía alojar un diamante. Compañero y muy amigo de Karen… y quizás algo más. También aparece la periodista Annabel Richmond, que trata de llevar una investigación paralela a la de la policía, con graves consecuencias; el agente Jason Murray, alias el Menta; el Subjefe de Homicidios, Simon Lees, alias el Macarrón; Femo Ototoju y Mark Hall, otros polis; y la doctora River Wilde, antropóloga forense.

“Un territorio oscuro” me ha parecido una excelente novela negra, con dos investigaciones diferentes pero que tienden a converger. Con el trasfondo de un secuestro y un asesinato durante la huelga de mineros con los que acabó Margaret Theacher en el año 1985, nuestra inspectora Karen Pire, después de una ardua investigación, logra desenredar una madeja que parece estar muy muy enrollada.

Val McDermid nace el 4 de junio de 1955 en Kirkcaldy, Escocia. Estudia Literatura inglesa en el St. Hilda´s College de Oxford, empieza a ejercer de periodista y durante quince años trabajó en diversos periódicos de tirada nacional. Anteriores a esta novela tiene varias publicadas en nuestro pais, también novelas negras, con otros protagonistas, como por ejemplo “Lugar de ejecución”(1999), “Asesino de sombras”(2004) o “Un eco lejano”(2006). Actualmente vive a caballo entre Manchester y el condado de Northumberland.