Antes mueren los que no aman

91ajOp9+Q+LEl teniente de la Guardia Civil Julián Tresser es el protagonista de la novela Antes mueren los que no aman (2019), de la autora oscense Inés Plana

Tresser es teniente de la Policía Judicial de la Guardia Civil de San Lorenzo de El Escorial, Madrid. Vive en una casa grande y lujosa que ha heredado de su madre, recientemente fallecida. Está en la calle Ártico del barrio de los Océanos. Es licenciado en Derecho. Está divorciado, apenas recuerda a su ex mujer. Vive con una gata, Greta, que le ha dejado un vecino que está ingresado en una residencia para mayores. Mide 1,80 y tiene los ojos verdes. Conduce un Audi S3 rojo decomisado a corruptos o narcotraficantes. Suele ducharse con agua fría. Estando en un viaje por Aragón para reunirse y comer con un amigo policía, de aperitivo se toma una cerveza sin alcohol y una tapa de chireta. Porta una Glock 26. No ha oído hablar de Elton John.

Otros personajes:

Coira es un cabo que suele trabajar con Tresser. Es navidad y está de vacaciones en Cieza, en plena Costa da Morte, donde nació. Ha roto con su novia Lola, después de cinco años de relación; y, además, parece que hay problemas en su familia. Se pone ciego de marisco, hasta ponerse malo.

Lucía Brancho es agente. Trabaja con Tresser mientras Coira está de vacaciones. Es resolutiva, de carácter risueño y locuaz, está constantemente tarareando melodías en el coche patrulla. De cabello corto y marcadas mechas rubias en distintos tonos; y un discreto tatuaje en grafía oriental debajo de la nuca.

Díaz Visedo es el capitán. Tiene 58 años y es viudo. Su esposa murió atropellada por un camión, cuyo conductor aparcó sin echar el freno de mano cuando ella cruzada una avenida. Desde entonces se ha vuelto huraño y taciturno y ha abandonado su verdadera pasión: la micología.

Teresa Nandar es subinspectora del Cuerpo Nacional de Policía. Está casada con un médico del Samur, que está casi siempre de guardia. Tienen una hija con el síndrome de Rett. Es amiga de Tresser.

Norberto Sorar Molina es un agente de la U.C.O. Corpulento y muy pesado hablando, según nuestro teniente protagonista.

Hernández-Cor es teniente de la Guardia Civil en A Coruña. Alto, robusto, treintañero, lleva bigote y perilla recortados con meticulosidad. Muy educado en la formas y comunicación. Parece un “principito”. InésPlana_AL-1

Adelaida es psiquiatra. Altiva, guapa, independiente. Conduce una imponente moto dorada Honda Goldwing. Se lleva bien con Julián.

Queipo es un confidente, friqui franquista.

Y Luba, Elsa, Muriel, Luca, Varela, Mae, Antía …

Comentario:

Me ha gustado Antes mueren los que no aman, en la línea de la anterior novela de esta autora, Morir no es lo que más duele, aunque en esta ocasión veo al teniente Tresser más disperso. Parece que el caso de la decapitación de una funcionaria de la Seguridad Social por una joven que huye de las oficinas sin dejar rastro, va a ser la principal investigación de la narración, pero no lo es. Cuando surge la primera pista fiable sobre el paradero de Luba, una chiquilla de doce años que desapareció misteriosamente dos años atrás, Tresser se dedica a intentar localizarla como sea. Es de su familia y deja aparcado todo lo demás. Tiene que elegir entre la responsabilidad que conlleva su oficio y la fuerza de los vínculos de sangre, además de los graves problemas de su sargento Coira y su familia gallega. El teniente Tresser no tiene buen carácter, suele resultar borde y cortante con sus subordinados y conocidos. No obstante, una psiquiatra conocida, también cortante, está llamando a las puertas de su corazón. Nuestro teniente se enfrenta a una mafia que maltrata y prostituye a mujeres y que trafica con drogas y armas. Lectura  recomendable para amantes del género policiaco.